Perdiz en escabeche Real Carolina, lata 500 gr.

foto de una lata de perdiz en escabeche real carolina 150 gr. gastronomía andalusí

La perdiz en escabeche Real Carolina proporciona un sabor perdiz totalmente tradicional, ya que ha sido conservada en aceite de oliva virgen extra, a la antigua usanza. Se trata de una elaboración que da lugar a alimentos delicados con características inigualables y paladar exclusivo. Real Carolina y Típico de Andalucía lo llevan hasta tu despensa.

 

[su_box title=»Ingredientes:» box_color=»#aefccc» title_color=»#022a11″]Una perdiz, agua, aceite de oliva virgen extra, vinagre, ajo, laurel, sal, y especias naturales.

No contiene ni colorantes ni conservantes, es decir, 100% natural.[/su_box]

Localización geográfica: La Carolina.

Presentación: Lata 500 gr.

Conservación: Sin problema se puede almacenar a temperatura ambiente, pero una vez se abre es necesario guardar refrigerado.

Preparación: No es necesario calentar previamente. Se puede consumir tal cual, conforme viene en la lata, aunque tampoco le hace mal un minuto emplatado en el microondas y unas patatas fritas.

Perdiz en escabeche Real Carolina, receta 100% natural.

Origen del escabeche: En las zonas costeras de Al-Andalus,  el marisco y el pescado se conservaban mezclando un poquito de aceite de oliva, con especias y con gran cantidad de vinagre. Inicialmente, los andalusíes denominaron esta técnica “al-skibay”, que posteriormente derivó en “iskabay” para evolucionar definitivamente hasta “escabeche”.

 

 

Perdiz en escabeche Real Carolina, lata 500 gr. x 12 uds [D]

perdiz en escabeche real carolina 12 uds

La perdiz en escabeche Real Carolina proporciona un tradicional sabor perdiz conservada en aceite de oliva virgen extra, propio solamente un alimento delicado con características inigualables y paladar exclusivo que Real Carolina y Típico de Andalucía llevan a tu despensa en 12 latas de medio kilo.

[su_note note_color=»#e4ffef» text_color=»#011605″ radius=»1″]

Especificaciones de la perdiz en escabeche Real Carolina

 

[su_list]

  • Ingredientes: Una perdiz, agua, aceite de oliva virgen extra, ajos, vinagre, sal, laurel y especias naturales. No contiene ni conservantes ni colorantes. Totalmente natural.
  • Área geográfica: La Carolina.
  • Modo de conservación: A temperatura ambiente, pero una vez abierto hay que guardar refrigerado.
  • Logística: Producto servido por encargo, lo que podría demorar el pedido alrededor de una semana.
  • Presentación: Caja con 12 unidades de 500 gr.
  • Preparación: No es necesario calentar. Se puede consumir tal cual conforme se abre la lata, aunque tampoco le viene mal emplatarlo para calentarlo un minuto en el microondas y añadirle unas patatas fritas.

[/su_list]

[/su_note]

 

Codorniz en escabeche Real Carolina, lata 500 gr.

foto de la lata 500 gramos codorniz en escabeche
Excelente sabor a codorniz conservada en aceite de oliva virgen extra dando lugar a una exquisitez con características únicas y paladar exclusivo que Real Carolina y Típico de Andalucía traen a su mesa en lata de medio kilo
Origen: La Carolina.

En las zonas costeras de Al-Andalus el pescado y los mariscos se conservaban mezclando un poquito de aceite de oliva, especias y mucho vinagre, técnica que los árabes llamaron primer “al-skibay” y más tarde “iskabay” que posteriormente ha evolucionado hasta “escabeche”.

Codorniz en escabeche Real Carolina, lata 500 gr. x 12 uds [D]

codorniz en escabeche x 12 unidades
Exquisito sabor a codorniz conservada en aceite de oliva virgen extra dando lugar a una exquisitez con características únicas y paladar exclusivo que Real Carolina y Típico de Andalucía traen a su mesa en 12 latas de medio kilo
Origen: La Carolina.

En las zonas costeras de Al-Andalus el pescado y los mariscos se conservaban mezclando un poquito de aceite de oliva, especias y mucho vinagre, técnica que los árabes llamaron primer “al-skibay” y más tarde “iskabay” que posteriormente ha evolucionado hasta “escabeche”.

Publicado el Deja un comentario

Cosas típicas de Andalucía (de la A a la Z)

toque cante y baile tradicional flamenco andalucia

Índice alfabético de cosas típicas de Andalucía.

EN REALIZACIÓN.

DISCULPA LAS MOLESTIAS.

[su_note note_color=»#e9fffc» text_color=»#011505″ radius=»5″]

Índice alfabético

A – B – C – CH – D – E – F – G – H – I – J – K – L – M – N – Ñ – O – P – Q – R – S – T – U – V – W – X – Y – Z

[/su_note]

 

A

Aceite de oliva:

Aceituna: Además del fruto del que se extrae el aceite de oliva, hay una aceituna denominada de mesa que sirve como aperitivo, tanto en los hogares como en la hostelería.

Agrupaciones carnavalescas:

Al-Andalus: La antigua Al-Andalus, la cultura de las tres religiones, es típica de Andalucía porque el legado andalusí, cristiano y sefardí está presente, más de 500 años después, en la gastronomía, en el flamenco, en gran cantidad de monumentos, en numerosas obras de arte, en el habla de los andaluces y en la toponimia de casi todos los pueblos, ciudades, ríos y montañas.

Altramuces:

Alfarería:

Arroz:

Artesanía del mimbre:

B

Bolo andaluz:

Botijo:

Buñuelos de bacalao:

C

Caballo andaluz:

Caracoles a la andaluza:

Carácter: Positividad ante los reveses de la vida, sentido del humor, hedonismo, afabilidad, accesibilidad y hospitalidad son denominadores comunes que marcan el carácter de los andaluces.

Cartucho de camarones:

Castañuelas:

Cerámica andalusí:

Cerámica andaluza:

Cítricos:

Coro:

Cortijo:

Costa de Almería:

Costa de la Luz: No hay en la penísula ibérica otra costa más meridional y con arena más dorada y fina. Territorio ideal para la práctica del Windsuft y la pesca submarina.

Costa del Sol:

Costa Tropical:

Cruces de mayo:

Cuaresma:

Cuarteto:

Cultura:

CH

Chirigota:

Chochos: Ver altramuces.

Churros: Como desayuno o como fin de fiesta, fritos en sartén y servidos en rosca sobre papel de estraza.

D

Diáspora: Se trata de una de esas cosas de las que se puede encontrar su parte positiva y su parte negativa. Parte positiva: Inconformismo, responsabilidad, trabajo, no quedarse de brazos cruzados, universalización de lo andaluz. Parte negativa: Los motivos por los que fue necesaria la emigración.

Doma andaluza:

E

Emigración: Ver diáspora.

Escabeche:

Estrella tartésica:

F

Feria:

Fiesta de la primavera:

Flamenco:

Clic en la siguiente imagen para acceder a más contenidos sobre flamencoel flamenco es de las cosas más típicas (si no la que más) de Andalucía

Flamenquín:

G

Gastronomía:

Girasol:

Guitarra: Pocas cosas hay tan típicas de Andalucía como una guitarra flamenca.

H

Habla: El habla andaluza se caracteriza por su vitalidad y por gran cantidad de vocablos procedentes del idioma mozárabe andalusi.

Historia:

Hospitalidad:

I

Indalo:

J

Jamón ibérico:

L

Legado andalusí / cristiano / sefardí: Ver Al-Andalus.

Lomo de orza:

Lumbres de San Antón:

M

Manzanilla:

Migas:

Mojama:

Monumentos:

P

Parque Natural de la Sierra de Segura, Cazorla y las Villas:

Pan de higo:

Pasión: En Andalucía se pone pasión a todo lo que se realiza. Las andaluzas y los andaluces vuelcan toda su pasión (hasta alcanzar fama de exagerados/as) en sus costumbres y tradiciones, en la interpretación del flamenco, en una conversación con los amigos, en la demostración de sus sentimientos y en la hospitalidad con el extranjero.

Paté:

Patios:

Pehcaíto frito: Dicho con S (peScaíto frito) suena fatal. El pehcaíto frito…

Picual: Variedad de aceituna predominante en Andalucía de la que se extrae un aceite de oliva del mismo nombre.

Procesiones: La Semana Santa, de una forma u otra, se celebra prácticamente en todo el mundo. Pero si hay algo que caracteriza inequívocamente a la Semana Santa de Andalucía, es la pasión que andaluzas y andaluces vuelcan en la organización de unas espectaculares procesiones que atraen cada año a cientos de miles de turistas deseosos de intentar acercarse a esta ancestral tradición.

Pueblos blancos:

R

Rabo de toro:

Rebujito:

Repostería: Alfajores, cortadillos de cidra, hojaldradas, mantecados, pestiños, roscos de anís, tortas de aceite…

Romería:

Royal: Variedad de aceituna de la que se extrae un aceite de oliva del mismo nombre.

S

Sangría:

Saeta:

Sentido del humor.

Sopas frías: ajoblanco, gazpacho, porra antequerana y salmorejo.

T

Tapeo:

Tinto de verano:

Trabajo: Nadie sabe como los andaluces qué es tener las manos llenas de callos, en la mayoría de las veces, por ínfimos salarios, y nadie conoce como los andaluces las lágrimas de una despedida en el aeropuerto o en la estación de tren antes de partir para seguir trabajando de sol a sol en Francia, en Alemania o donde haya trabajo.  Ver también Diáspora.

Tradiciones: Ver costumbres.

V

Vinagre de Jerez:

Z

Zambomba:

Publicado el Deja un comentario

Productos andaluces

Entre el Mar Mediterráneo, el Océano Atlántico y todo el terreno cultivable, Andalucía cuenta con una enorme extensión agrícola ganadera y pesquera de la que emanan productos de primera calidad. Sus mares constituyen una increíble despensa natural que produce la caballa y el atún rojo. En el monte y en el campo transcurre la apacible vida del cerdo, del que se aprovecha todo. Se cultivan gran cantidad de frutas y verduras. Pero sobre todo aceituna. Mucha aceituna.

Por todo esto, no es difícil suponer, el agroalimentario es un sector puntero en Andalucía, con unos cualificados profesionales que obtienen, manipulan, y distribuyen productos de Andalucía de reconocido prestigio en los mercados internacionales.

[su_note note_color=»#f5fff9″ text_color=»#011605″ radius=»1″]

Índice de contenidos.

1 Materias primas.

 · · · · · 1.1 Aceitunas de mesa.

 · · · · · 1.2 Altramuces.

 . · · · · 1.3 Arroz.

 · · · · · 1.4 Cítricos

 · · · · · 1.5 Girasol.

 · · · · · 1.6 Tomates.

2 Elaborados.

 · · · · · 2.1 Aceite de girasol.

 · · · · · 2.2 Aceite de oliva virgen extra variedad picual.

 · · · · · 2.3 Bebidas refrescantes.

 · · · · · 2.4 Conservas en aceite de oliva y ahumados.

 . · · · · 2.5 Mojama.

 . · · · · 2.6 Pan de higo.

 · · · · · 2.6 Patés y cremas untables.

· · · · ·  2.7 Ibéricos.

 · · · · · 2.8 Repostería.

 · · · · · 2.9 Vinagre de Jerez.

 · · · · · 2.10 Vino de Jerez.

[/su_note]

Materias Primas

Es aquella que proviene directamente de la naturaleza. Se puede consumir directamente, o puede servir para fabricar los productos elaborados.

⇒ Aceitunas de mesa

Los milenarios, robustos y maravillosos olivos de Andalucía también nos regalan este producto, pequeño pero nutritivo. Con su aliño, y machacadas o rajadas, las aceitunas de mesa son el aperitivo ideal para acompañar una comida, para una charla entre amigos, o para complacer a los invitados en casa.

[su_note note_color=»#e6fffd» text_color=»#011605″ radius=»1″]

⇒ Aquí puedes comprar aceitunas verdes machacadas.

[/su_note]


⇒ Altramuces

Los altramuces son legumbres de forma redondeada y bastante plana, su piel es lisa y de color amarillo. Entre sus destaca su enorme contenido en fibra y proteína, siendo ricos también en calcio, zinc, potasio, magnesio, fósforo y vitaminas del grupo E y B, por lo que sus valores pueden compensar la escasa ingesta de pescado o carne. Por estas propiedades nutritivas, los productores andaluces luchan para que esta legumbre sea considerada como lo que es: Un completo alimento que va bastante más allá de lo que sería un simple aperitivo.


⇒ Arroz

Al igual que ocurre con el aceite de oliva, por cantidad y por calidad, la mayor producción de arroz de Europa se encuentra, desde el siglo X d. C. en Andalucía, concretamente en el Parque Nacional de Doñana, a ambas orillas del Río Guadalquivir. Del cultivo de este cereal ha surgido toda una gastronomía propia de aquella zona. En ella destacan platos como el arroz con cangrejo rojo, el arroz con pato, el arroz con perdiz, arroz con gurumelos y el arroz con camarones.

Nota para la gastronomía de Al-Andalus: Abû-l-Walid al-Bâyî… (nacido en el año 1013) nos habla del cultivo del arroz en las riveras del Guadalquivir… y en los marjales de su cauce inferior”. Abu-J-Jayr al Isbili, que vivió en Sevilla durante el reinado de Almutamid (1040–1095) hizo una descripción del método de cultivo del arroz en Al-Andalus. Fuente: http://www.cronicadearagon.es/wordpress/destacadas/el-arroz-de-isla-mayor


⇒ Cítricos (limones, mandarinas y naranjas)

Durante cada campaña se recolectan en Andalucía entre 1,5 y 2 millones de toneladas de naranjas.


⇒ Girasol

La primera zona de cultivo de girasol en la Península Ibérica data de los 60. Hoy día Andalucía cuenta con unas 250.000 hectáreas de cultivo de girasol que producen anualmente más de 300.000 toneladas de producto entre pipas y aceite de girasol.


⇒ Tomates

Es la hortaliza con mayor volumen de producción en Andalucía, concretamente más de 2 millones de toneladas de media al año. Y, aunque suene a obvio, el tomate que se produce en Andalucía es el tomate que «sabe a tomate». No hace falta rebuscar mucho para encontrarlo, ya que puede estar en la típica frutería de toda la vida o en el supermercado del pueblo donde veraneas. Gracias a una logística moderna, llegan en pocas horas del huerto al punto de venta, conservando todas las características de aroma, sabor, consistencia, jugosidad y adecuada proporción de acidez y azúcares. La mayoría de tomates andaluces tienen nombre propio y hay algunos pueblos que están trabajando duro para lograr marcas de calidad.


Productos andaluces elaborados

Han sido mezclados o transformados en plantas de producción o fábricas.

⇒ Aceite de girasol

Sin ser un aceite malo, el de girasol es un aceite de segundo nivel porque, incluso el de mejor calidad, no llega a aportar tantísimos antioxidantes como el aceite de oliva. Además, el aceite de girasol se oxida y deteriora antes, lo que produce derivados que, si no se sustituye a la mayor brevedad, sí son perjudiciales para la salud. Por estos motivos no es un referente de la gastronomía andaluza.


⇒ Aceite de oliva virgen extra variedad picual

 

beneficios del aceite de oliva virgen extra

El AOVE variedad picual es uno de los productos andaluces más afamados y reputados dentro del mundo de la gastronomía. Para muchos sibaritas, aficionados a la alimentación delicatessen o, como se les llama ahora, «foodies», supone un autentico placer derramar un delicioso picual de cosecha temprana sobre ensaladas, patés y tostadas.

El aceite de oliva virgen extra de variedad picual, es uno de esos productos andaluces excepcionales que no faltan en las cocinas de muchos países del planeta, sobre todo en Europa. En el ámbito de la gastronomía, la variedad picual se considera una de las más valoradas por sus propiedades. Estas son sabor afrutado, picante y algo amargo con retrogusto. También por su resistencia tanto al clima extremo como a la oxidación.

Muchos visitantes se preguntan cuál será el secreto para que en Andalucía el pehcaíto frito tenga ese sabor. O la tortilla de camarones… Pues uno de ellos es el aceite de oliva virgen extra. Este oro líquido también resulta completamente insustituible en la elaboración de platos tan típicos de Andalucía como el salmorejo, la porra antequerana y el gazpacho.

⇒ Andalucía lidera la producción mundial de AOVE

En ningún otro territorio del planeta se produce AOVE en tanta cantidad (unas 700.000 toneladas por campaña) y con tanta calidad como en Andalucía.

El exquisito sabor del AOVE picual supone, a su vez, un recurso único para realzar el sabor de otros alimentos. Esto se debe a que les aporta un amplio abanico de matices que delatan  elaboración artesanal y procedencia específica. Ademas, esta variedad de AOVE no es, como mucha gente piensa, un apreciado pero simple condimiento. Es un alimento inimitable y único, cuya identidad es el resultado de su particular origen, de su propia historia, y de siglos o milenios de análisis y estudio.

El aceite de oliva variedad picual no solo es un alimento de primera categoría y clave en la archimencionada «Dieta Mediterranea», sino que en Andalucía también se ha utilizado tradicionalmente en la elaboración de cosméticos y conservas.

[su_note note_color=»#e6fffd» text_color=»#011605″ radius=»1″]

⇒ Aquí puedes comprar aceite de oliva virgen extra calidad premium.

[/su_note]


⇒ Bebidas refrescantes

El tinto de verano, como vino tinto con soda de sifón y un chorreoncito de vermú, se inventó en los años 20 en la pequeña taberna cordobesa Venta de Vargas y terminó popularizándose en los 60 con el auge del turismo.

, sangría y refresco de fresa.


⇒ Conservas en aceite de oliva y ahumados.

Entre los productos andaluces que tradicionalmente se han conservado inmersos en aceite de oliva, o ahumados se encuentran el lomo en orza, la cordorniz en escabeche, la perdiz en escabeche y el atún ahumado.


⇒ Mojama

La mojama es una salazón de atún que se elabora prensando la carne del atún rojo de almadraba gaditana en sal gruesa. Posteriormente se lava y se escurren bien para, finalmente, dejarla secar al aire durante unos 18 días. Se suele equiparar al jamón, pues la textura y el color finales tienen cierta similitud.


⇒ Pan de higo

Según la receta tradicional andaluza, el pan de higo se elabora a partir de una base de higos secos que forman una densa y compacta masa, a la que se añaden determinados condimentos y frutos secos triturados, como clavo, matalahúva, almendras y canela.

En esta tienda online se puede comprar una caja con 12 barras de pan de higo.


⇒ Patés y cremas untables
El paté de perdiz es uno de los productos andaluces más apreciados
El paté de perdiz es uno de los productos andaluces más apreciados.

El nordeste de Andalucía, y especialmente sus municipios vinculados al mundo de la caza, ha elevado al rango gourmet (aunque para todos los bolsillos) muchas de sus más tradicionales recetas. Especialmente el paté de perdiz de La Carolina, un producto andaluz presente en grandes cadenas de alimentación de todo el mundo.


⇒ Productos ibéricos

El jamón ibérico es un producto típico de Andalucía que, junto al aceite de oliva virgen extra, representa la carta de presentación de los productos gourmet andaluces en los mercados internacionales, sobre todo en el siempre exigente de Estados Unidos, y en los más exóticos como China, Japón e India.


⇒ Respostería

La repostería es, sin duda, uno de los mayores legados recibidos de la gastronomía andalusí. Dulces de almendras, alfajores, churros, hojaldradas, tortas de aceite


⇒ Vinagre de Jerez

El vinagre de Jerez es el primer vinagre de vino con Denominación de Origen de España. El vinagre de Jerez es el resultado de la acetificación del alcohol contenido exclusivamente en los vinos del territorio vitivinícola denominado «Marco de Jerez», bien en crianza (vinos fortificados o “encabezados”) o bien del año sin fortificar. Es esencial para la elaboración de maceraciones, vinagretas o marinados; para la preparación de salsas frías como la mostaza y mayonesa; o salsas calientes, elaboradas a base de reducción.


⇒ Vino de Jerez

Se denomina Vino de Jerez a una amplia gama de vinos andaluces criados en las ciudades de Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda, aunque su zona de producción también comprende las localidades de Chiclana de la Frontera, Chipiona, Puerto Real, Rota, Trebujena y Lebrija.

Hay seis tipos de Vino de Jerez: Fino, Manzanilla, Oloroso, Amontillado, Pedro Ximénez y Palo Cortado. Todos ellos hacen un maridaje increíble con los productos ibéricos.

La Manzanilla es un vino blanco y seco, elaborado con uva palomino y envejecido bajo una capa de levaduras llamada velo de flor. Su crianza se lleva a cabo exclusivamente en bodegas de Sanlúcar de Barrameda. Tiene el privilegio de ser una Denominación de Origen en sí misma.

 

Tienda online para comprar productos gourmet andaluces

La gastronomía tradicional de Andalucía ofrece una amplia gama de productos gourmet encabezada por excelentes aceites de oliva virgen extra. Pero además de este oro líquido, también podemos encontrar exquisiteces como    paté,    aceitunas de mesa,    conservas,    repostería,    diversos productos ibéricos,    bebidas refrescantes    e incluso    cosméticos.

Gracias al Mar Mediterráneo, al Océano Atlántico y a una impresionante cantidad de terreno soleado, fértil y cultivable, Andalucía dispone de una enorme extensión agrícola ganadera y pesquera de la que provienen todos estos productos de calidad inigualable.

 

tienda online de aceite de oliva virgen extra gourmetpaté de perdiz queso boletus morcilla ciervo aceitunas negras verdes crema salchichón chorizo jamón ibéricoaceituna de mesa verde machacadaperdiz codorniz en escabeche atún ahumado con tomatereposteria hojaldradas alfajores de almendra dulce nombrejamón ibérico de bellota do los pedroches paleta deshuesado loncheadotinto de verano ecologico tintia sangría gaseosagel crema manos piel aftersun champú natural notaliv

 

Disponibles también algunos
productos típicos del País Vasco.

 


¿Qué productos andaluces son los mejor valorados de esta tienda online?
Pulsa este botón para conocerlos.

Productos mejor valorados


envio gratis en tipico de andalucia

Gastos de envío gratis para pedidos que superen los 100 €

Entrega en 48 / 72 horas con MRW

* EXCEPTO PRODUCTOS MARCADOS COMO ‘POR ENCARGO’

Productos andaluces destacados del momento

[su_row]
[su_column size=»1/2″]


Testimonios de compradores/as

 

[su_quote cite=»Alejandro Peña» url=»https://www.google.es/search?site=&source=hp&q=tipico+de+andalucia+aizarna&oq=tipico+de+andalucia+aizarna&gs_l=hp.3…382.3473.0.3585.28.11.0.0.0.0.727.727.6-1.1.0….0…1.1.64.hp..27.1.726.0..0j0i22i30.Z8FofATaGe4#lrd=0xd51ceab7a646d79:0x25bf969294f55c16,1,»]La verdad es que es un lujo poder comprar productos de mi tierra en el Norte. Además no hay demasiada diferencia de precio. ¡Muchas gracias![/su_quote]

[su_quote cite=»Teresa Zapata Jiménez» url=»https://www.google.es/search?site=&source=hp&q=tipico+de+andalucia+aizarna&oq=tipico+de+andalucia+aizarna&gs_l=hp.3…382.3473.0.3585.28.11.0.0.0.0.727.727.6-1.1.0….0…1.1.64.hp..27.1.726.0..0j0i22i30.Z8FofATaGe4#lrd=0xd51ceab7a646d79:0x25bf969294f55c16,1,»]Tenía muchas ganas de probar el paté de perdiz La Carolina, no sabía donde encontrarlo, hasta que descubri esta tienda online, y solo puedo decir que es una delicia, además el trato de Miguel Ángel excelente, y el envio muy rapido, volveré a repetir sin duda,gracias por poner a nuestro alcance tan maravillosas delicias.[/su_quote]

[su_quote cite=»Jon Mendibe» url=»https://www.google.es/search?site=&source=hp&q=tipico+de+andalucia+aizarna&oq=tipico+de+andalucia+aizarna&gs_l=hp.3…382.3473.0.3585.28.11.0.0.0.0.727.727.6-1.1.0….0…1.1.64.hp..27.1.726.0..0j0i22i30.Z8FofATaGe4#lrd=0xd51ceab7a646d79:0x25bf969294f55c16,1,»]Compré unas botellas de aceite de oliva virgen extra y me encantó. Me enviaron el pedido a casa de un día para otro, y el trato fue excelente. No puedo a esperar a probar mas productos suyos.[/su_quote]

[/su_column]
[su_column size=»1/2″]

Las 6 valoraciones más recientes de productos

[/su_column]
[/su_row]

 

 
Patrimonio gastronómico Típico de Andalucía a tan solo un click.

Tras una seria planificación, Típico de Andalucía surgió con la aspiración de dar a conocer las excelencias de los productos andaluces. [Leer más sobre los orígenes de esta tienda online]

Quinta San José™, Oro de Cánava™, Belloterra™, Productos Real Carolina™ y La Baezana™. Linares, Añora, La Carolina y Baeza. Típico de Andalucía une (por el momento) cinco marcas andaluzas para comercializar productos gourmet de primer nivel, además de la acción divulgativa sobre “lo andaluz” que se intentará llevar a cabo.

 

 

Típico de Andalucía es distribuidor oficial de las siguientes marcas de prestigio. 

[logo-carousel id=default]

 

 


 

Publicado el 1 comentario

Gastronomía andalusí: Historia, tradición y legado.

gastronomía andalusí historia tradición y legado

La gastronomía andalusí es la tradición culinaria desarrollada en Al-Andalus (la cultura de las tres religiones) entre los siglos VIII y XV. Además de haber pervivido hasta la actualidad, la gastronomía andalusí se conoce a través de numerosas referencias literarias, que aún se conservan, de autores de la época. Dichas referencias constituyen una amplia documentación acerca de procesos de conservación, cocción y guisado, así como de costumbres asociadas al consumo de diferentes alimentos.

gastronomía andalusí historia tradición y legado
El sincretismo cultural convirtió Al-Andalus en un referente de la cultura culinaria.

[su_note note_color=»#f4fff8″ text_color=»#011605″ radius=»1″]

Índice de contenidos.

1 La «revolución cultural» o «revolución verde» en Al-Andalus.

2 El binomio medicina-gastronomía.

3 La harina y la pasta.

4 La carne y el escabeche

5 El pescado.

6 Las verduras y legumbres.

7 Los huevos y productos lácteos.

8 La repostería.

9 El consumo de vino.

10 El protocolo.

11 El ambiente.

[/su_note]

La «revolución cultural» o «revolución verde» en Al-Andalus

En la Edad Media, el fracaso en territorio andaluz tanto del arrianismo (en lo religioso) como del estado visigodo (en lo político) dio lugar una revolución cultural que también es conocida como Revolución Verde de Al-Andalus. Los árabes y bereberes llegados en 711, que pretendían llegar hasta los confines del entonces mundo conocido, unieron sus conocimientos (procedentes de sus culturas y de todo lo positivo que iban hallando y perfeccionando a su paso) junto a los conocimientos de la población autóctona andaluza, aportando así a la ciencia grandes innovaciones que perduran hasta la actualidad.

Aquel sincretismo cultural convirtió Al-Andalus en la elite intelectual y artística de aquel tiempo, así como en lo referente a la cultura gastronómica, que en territorio andalusí se desarrolló hasta límites extraordinarios, de lo que da buena cuenta la actual cocina andaluza repleta de deliciosos platos que aun se conservan y preparan, y que se han extendido muy lejos del territorio de la actual Andalucía.

Cuando aquellos bereberes llegaron a Al-Andalus colaboraron con la población autóctona en impulsar todo lo relacionado con el desarrollo agrícola. Esto es, ayudaron a perfeccionar y aumentar los sistemas de regadío, a introducir infinidad de nuevas especies vegetales, y a fomentar el cultivo a gran escala cuando comprobaron la tremenda fertilidad de las tierras. Como resultado, la producción agraria llegó a ser tan elevada que se comenzó a comerciar con los excedentes alimentarios.

Escena de agricultura en Al-Andalus.
Creación de los primeros jardines botánicos

En el marco de aquella Revolución Verde o Revolución Cultural de Al-Andalus se crearon en territorio andaluz los primeros jardines botánicos que, muy a menudo, tenían un fin puramente terapéutico y farmacológico, motivo por el que se edificaban junto a los hospitales. También surgió la Escuela Agronómica Andalusí y se experimentó con éxito la ciencia de los injertos.

[su_quote cite=»The muslim agricultural revolution and its influence in Europe» url=»http://www.muslimheritage.com/uploads/AgricultureRevolution2.pdf»]Por el siglo XII en Al Andalus, la botánica (que hasta entonces había sido una ciencia puramente descriptiva) alcanzó el estatus de ciencia académica. Este siglo fue considerado como la edad de oro de la botánica islámica con grandes eruditos nacidos en tierras andaluzas. Por ejemplo, Abu al-Abbas al-Nabati (Sevilla, 1166-1239), Ḍiyāʾ Al-Dīn Abū Muḥammad ʿAbdllāh Ibn Aḥmad (conocido como al-Mālaqī, o sea, el Malagueño, 1197-1248) y Ahmad Ibn al-`Awwam (Sevilla).[/su_quote]

El binomio medicina-gastronomía andalusí

Pero también la gastronomía andalusí era importantísima conceptual y científicamente, y tenía su propia filosofía, para los aquellos doctos andalusíes, muy versados en las ciencias especulativas. Los alimentos eran, sobre todo, un recurso para conservar y recuperar la salud; existían médicos con amplios conocimientos culinarios y cocineros con suficientes conocimientos médicos. La cocina era realmente una ciencia de vanguardia, escribiéndose numerosos tratados médico-dietéticos que incluían toda clase de apetitosas y atractivas recetas. El espíritu riguroso y práctico de los andalusíes no estaba reñido con el concepto lúdico de la vida, por lo que una dieta, además de sanadora, era un auténtico placer culinario.

El nacimiento de toda una gama de sabores

Los andalusíes sostenían que digestión y nutrición no podían ser totalmente sanadoras si no reinaban el deleite, el agrado, y el apetito en el placentero acto de comer. Surgió el gusto por los condimentos y por la especias, que consideraban que hacían los alimentos más sabrosos y apetecibles. Estas especias y las hierbas aromáticas que se comenzaron a cultivar eran sinónimo de lujo y exotismo.

[su_quote cite=»Manuscrito anónimo del siglo XIII.»]El conocimiento del uso de las especias es la base principal de los platos de cocina, porque son el cimiento del cocinar y sobre él se edifica.[/su_quote]

Con la sofisticada alquimia de aquellas especias se obtenían decenas de formas de preparar y condimentar carnes, pescados y verduras, consiguiéndose una gama de sabores desconocidos hasta aquel momento y que dan fe de la exquisita y refinada gastronomía que se desarrolló en Al-Andalus.

Se elaboraba frecuentemente un condimento llamado almorí, al que se le daban usos tanto gastronómicos como médicos, como puede verse en la página 114 del libro «Los arabismos del castellano en la Baja Edad Media». Consistía en una masa de harina (en determinados casos de cebada), miel, vinagre, especias diversas y abundante sal. Su evolución, y la de sus ingredientes  (qutándose unos y añadiéndose otros) a lo largo de los siglos ha dado como resultado nuestro actual sal + almorí, es decir, salmorejo.

Era tan extremo el afán de los andalusíes por hacer las cosas atractivas a la vista, al oído, al paladar… que idearon el orden determinado en el que los platos se sirvían a la mesa, tal y como hoy lo conocemos: Un primer plato con sopas y caldos, y después con entremeses; un segundo plato con pescados y carnes, y, finalmente, los postres. Además introdujeron el uso de las cucharas y de las copas en la mesa.

La harina y la pasta en la gastronomía andalusí

En la gastronomía andalusí era muy abundante el consumo de pan de trigo duro durante sus comidas. Pan principalmente de dos tipos: el blanco, de flor de harina, y el que conservaba parte de la cáscara del germen del trigo. También se elaboraba, aunque en menor medida, pan con harina de centeno, de cebada y de mijo. Incluso entremezclando los ingredientes: harina de leguminosas, de castañas, y de bellotas. Aquello desarrolló una relación casi afectiva con el pan, y generó una dependencia tal que incluso a día de hoy, se dice en Andalucía que, más que comer «algo con pan», se come «pan con algo».

También con harina de trigo se elaboraba la pasta que, contrariamente a la creencia de que fue Marco Polo quien la introdujo en el Mediterráneo trayéndola de China, en realidad procedía del norte de África; aunque no deja de ser cierto que en China también se elaboraba desde hacía tiempo, pero con arroz.

Un plato de pasta muy popular en al-Andalus eran los fideos («fidaws» del verbo árabe «fidear», o sea, crecer, extravasarse…). Los fideos se preparaban a base de una masa fluida de harina, que posteriormente se pasaba por un colador, presionándola hasta que se formaban los fideos a través de los agujeros, que posteriormente se secaban al sol. Se cocinaban con miel y leche a modo de postre, o bien con carne de cordero a modo de primer plato. Otro de los productos propios de la gastronomía andalusí hechos a base de pasta de harina de trigo eran los macarrones.

Pero sin duda, la manera más apreciada de utilizar la harina de trigo, era en forma de sémola, con la preparación del famoso cuscús, plato de origen bereber, que fue introducido en Al-Andalus por los almohades en el siglo XIII.

La carne en la gastronomía andalusí

Las carnes más consumidas por los andalusíes era cordero y vaca. También las de cabrito y conejo, así como todo tipo de volatería, y caza de venado. Podían prepararla de múltiples maneras distintas, tanto asada, como frita o guisada. Todas las mezclas estaba permitidas incluidas las frutas, los pistachos, las almendras, las ciruelas, los dátiles, el membrillo, la naranja o cidra, todo ello bien especiado y aromatizado. Otra forma de consumir la carne era triturada, preparándose con ella albóndigas (al-bunduqa) y unas populares salchichas de vaca y cordero. Los pájaros que cazaban (perdices, codornices y faisanes) se podían cocinar fritos, en escabeche («iskabay»), estofados, salteados, almidonados, cocidos, en adobo, o guisándolos con miel, canela y azafrán para que la textura de estas carnes, a menudo correosas, se volviera tierna y apetecible.

[su_note note_color=»#ffffff» text_color=»#011605″ radius=»1″]

El escabeche

En las zonas costeras de Al-Andalus, el marisco y el pescado se conservaban mezclando un poquito de aceite de oliva, con especias y con bastante cantidad de vinagre. Inicialmente, los andalusíes denominaron esta técnica “al-skibay”, que posteriormente derivó en “iskabay” para evolucionar definitivamente hasta el escabeche de nuestros tiempos.

Ahora puedes disfrutar en tu casa de estos dos magníficos productos gourmet provinientes de la gastronomia andalusí.

[su_row]
[su_column size=»1/2″]

foto de una lata de perdiz en escabeche real carolina 150 gr. gastronomía andalusíCompra perdiz en escabeche.

[/su_column]

[su_column size=»1/2″]

foto de la lata 500 gramos codorniz en escabecheCompra codorniz en escabeche.

[/su_column]

[/su_row]

[/su_note]

La codorniz, la perdiz, y la paloma, además de deshacer cálculos, según sostenía el gastrónomo andalusí Al-Arbuli, servían para preparar unos exquisitos pasteles elaborados a base de estas carnes troceadas, con huevos, almendras, canela y miel.

La «zirbaya» fue otro de los afamados platos andalusíes. Bien difundida -entre muchas otras- por Ziryab (gastrónomo encargado del protocolo a la mesa en la corte cordobesa)  y probablemente de ahí proceda su nombre. Se elaboraba con carne de cordero, ternera o incluso pollo, cocida con una base de azúcar, almendras y vinagre, muy indicada para quienes hubiesen sufrido hemorragias o se hallasen convalecientes.

El pescado en la gastromía andalusí

El pescado, tanto de agua salada como de agua dulce, era muy apreciado. No así el que se cría en el cieno o en aguas estancadas. Se preparaba de distintas formas, frito en aceite de oliva, relleno con una masa a base de migas de pan y especias, guisado con nabos, en escabeche y «almorí», escaldado en agua y poniéndolo seguidamente en una cazuela de arcilla con un poco de aceite, jengibre y vinagre. Los más estimados eran los salmonetes, el salmón, la sardina, boquerones o anchoas, y el atún. La anguila, considerada como un pez de carne suave y untuosa, primero se cocía, y después se doraba en el horno comunal.

Tratándose de pescados, no podemos olvidar esas maravillosas frituras de la costa, que todavía forman parte de la cocina popular andaluza. Escritos de expertos en gastronomía andalusí testimonian la consideración de la sardina de la bahía marbellí como una de las más exquisitas de Al-Andalus, y los historiadores coinciden en que los pescadores aprovechaban los abundantes cañaverales que crecían junto a las playas para amoragar (asar con fuego de leña) el pescado sobre la arena, lo que hoy conocemos como «espetos«.

También era muy habitual cocinar el bacalao en forma de buñuelos.

Otro plato popular de la rica cocina andalusí era la «tafaya», especie de guiso de pescado o carne, con almendras trituradas y con coriandro (o cilantro). La tafaya podía denominarse «blanca» o «verde», según el cilantro fuese seco o fresco.

Platos andalusíes con ingredientes variados

La adafina (actualmente conocida como puchero) era propia de los campesinos sefardíes, y se preparaba con cordero y garbanzos. Por su alto contenido calórico era ideal para soportar los rigores del invierno en el campo.

En la cocina de Al-Andalus eran muy característicos los platos a base de sémola, migas de pan, o grano, mezclados con carne o pescado. Entre estas gachas se han rescatado de manuscritos antiguos la «tarida» y la «harisa», ambas a base de cereal y carne, que también podían cocerse con leche. La «asida» consistía en una masa hecha con agua y harina de trigo, a la que se agregaban diversas verduras frescas y alguna grasa.

El arroz, importante elemento de la actual cocina andaluza, se cocinaba durante los acontecimientos familiares especiales, en grandes cazuelas a fuego lento, añadiéndole especias y trozos de los más variados pescados. Como puede deducirse, estos guisos, que aparecen después a menudo en los recetarios de la cocina morisca, muy pondrían ser los antecedentes de la actual y apreciada paella. Lo que sin duda procede de la gastronomía andalusí, es el clásico «arroz con leche«. Se cuece con canela y azúcar y resulta imprescindible en cualquier recetario andaluz contemporáneo que se precie.

Las verduras y legumbres en la gastronomía andalusí

Las verduras, tan variadas y abundantes gracias a la introducción y adaptación de nuevas especies, adquirieron por vez primera importancia por si mismas. Se servían a modo de ensalada, de purés untuosos, asadas y guisadas. Las ensaladas, a base de lechuga, jaramagos, berros, y toda clase de plantas comestibles silvestres, se aderezaban con aceite de oliva y se acompañaban de aceitunas de mesa. Estas azzaytúna podían ser verdes, previamente maceradas en salmuera con hierbas aromáticas, o negras, ya que además de exquisitas, consideraban que estimulaban el apetito.

Se popularizaron algunas especies como la berengena, las alcachofas y las espinacas.

Las legumbres, garbanzos, soja, lentejas y todo tipo de judías, eran alimentos considerados como altamente nutritivos, pero propio de los medios rurales, del que sólo había que tomar el agua de cocción, o bien corregir las ventosidades mediante el uso del tomillo, comino u orégano. El nombre original de las judías, «al-lubiya», se ha conservado hasta hoy como «alubias».

Junto con las frugales ensaladas veraniegas, y un pedazo de pan integral de trigo, las gentes del campo, durante sus tareas agrícolas portaban consigo un poco de queso y un puñado de frutos secos. También elaboraban lo que hoy conocemos como «pan de higo«. Es decir, una densa masa amasada de higos secos, a la que añadían almendra molida, clavo, canela, azúcar y matalahúva.

Huevos y productos lácteos en la gastronomía andalusí

Los huevos no eran excesivamente recomendados por los dietólogos andalusíes, por considerarlos pesados e incluso indigestos. Aún así eran un alimento común entre la población. Ya fuera fritos (como más gustaban) o bien en forma de tortilla, cocidos o al plato.

Los productos lácteos jugaban un papel importante en la alimentación de la población. El científico andaluz Al-Arbuli consideraba que la leche más apropiada para el organismo humano (aparte, evidentemente, de la leche materna) era la de cabra, menos grasienta y de digestión más fácil que la de vaca. Aquella apreciación concuerda, al igual que numerosas apreciaciones dietéticas andalusíes, con las actuales.

Vecinos andalusíes tomando leche en la calle
Vecinos preparando y compartiendo leche en la calle

Un modo muy usual de tomarla era cuajada, lo cual se conseguía agregándole cuajo de cabra. Se servía fresca y acompañada de miel. De la leche se aprovechaba todo. Con ella se elaboraba una mantequilla espesa que a menudo batida con sal para prolongar su conservación. Después se utilizaba como sustituto del aceite, o en repostería. El queso fresco también era bastante apreciado.

La repostería en la gastronomía andalusí

[su_note note_color=»#e6fffd» text_color=»#011605″ radius=»1″]

Fuente:

[/su_note]

Cuando hablamos de la innegable influencia de la gastronomía andalusí en la actual cocina andaluza, no se puede omitir una de las mayores herencias recibidas: la repostería. Ya por entonces eran conocidas las propiedades antidepresivas del abundante assúkkar (azúcar).  Así lo explica el cordobés Ahmad ibn Muhammad al-Razi en su «Libro de Higiene».

Dulces de almendras, pistachos y delicados piñones. Todo ello aromatizado con agua de rosas y de  azahar, y embebidos en miel dorada y transparente. Dulces que adornaban banquetes y festines en las grandes recepciones. Y que, a su vez, eran tremendamente populares en los zocos y en los puestos de la calle.

La mayor parte de la repostería propia de la gastronomía andalusí se elaboraba con frutos secos. Estos se ligaban o amasaban con miel, azúcar y semillas de anís y de sésamo.

Postres y dulces más tradicionales de Al-Andalus:
  • Alajú.
  • Alfajores.
  • Al-muyabbana, hoy conocida como almojábana.
  • Arroz con leche.
  • Arrúbb, hoy con el nombre de arrope. Se trata de mosto de uva cocido hasta alcanzar una densidad que le permita convertirse en una semiconserva que proporcione calorías y endulzante durante los meses de invierno en los que no había miel.
  • Buñuelos: Una masa de harina frita en bastante aceite de oliva con un interior hecho de pescado, generalmente balacao.
  • Churros.
  • Gachas dulces con picatostes.
  • Guirlache.
  • Hojaldres y hojaldradas espolvoreadas con azúcar fino y semillas de ajonjolí.
  • Horchata.
  • Mazapán.
  • Pan de higo.
  • Pestiños.
  • Sherbet, dulce helado que ha llegado hasta nuestros días como sorbete. Una bebida refrescante preparada a base de esencia de violeta, rosa o plátano, y hielo picado. Este  se recogía en las zonas montañosas y se conservaba en unos profundos hoyos en la tierra.

La producción y el consumo del vino

[su_note note_color=»#e6fffd» text_color=»#011605″ radius=»1″]

Fuentes:

[/su_note]

Se sabe que en Al-Andalus, a diferencia de otros países de religión islámica, se producía y se consumía vino. Aunque las cantidades fueron variando en función de las convicciones religiosas de los gobernantes de cada etapa. La producción y el consumo de vino en tierras andaluzas tuvo lugar debido a dos factores:

  • La tolerancia en la pervivencia de usos y costumbres anteriores a la llegada del Islam.
  • La implantación del derecho malikí (una de las cuatro escuelas de jurisprudencia existentes en el Islam Sunní) donde se acepta el vino siempre que no llegue a causar embriaguez. Es decir, lo que sí estaba prohibido era emborracharse.

Los andalusíes musulmanes podían producir y vender vino siempre que pagasen un impuesto específico. En cambio los andalusíes cristianos (poseedores de la mayoría de las tabernas) ya pagaban otro impuesto llamado «Yizia» que les permitía seguir practicando su religión y sus costumbres, entre ellas la producción y consumo de vino. A las tabernas acudían tanto cristianos como musulmanes dispuestos a olvidar durante un rato los prejuicios islámicos sobre el vino.

 

Abundaban las tabernas en las que musulmanes bebían vino junto a cristianos.

 

[su_quote cite=»Al-Mutamid, Rey-poeta de Sevilla»]¿Te dejarías llevar por la tristeza hasta la muerte cuando el laúd y el vino fresco están aquí y te esperan?[/su_quote]

El consumo del vino en la sociedad andalusí era mucho más habitual de lo que podríamos imaginar de una sociedad con alta implantación del Islam. Son numerosas las anécdotas que encontramos en las fuentes históricas y poéticas del consumo del vino en fiestas de todo tipo. No solo por el pueblo llano, sino por los mismo mandatarios. «Los cordobeses se distinguían, según el padre de Ibn Sa»id, el historiador, por la elegancia de su traje… y el celo en romper los recipientes de vino» (Esplendor de al-Andalus. pág-370).

En muchas ciudades andaluzas abundaban tabernas frecuentadas por los cristianos pero a las que también se acercaban muchos musulmanes. Incluso muchas de estas tabernas eran regentadas por mujeres como afirmaba el poeta Ibn al-Labbâna: «¡A cuántas taberneras he despertado cuando ya el cielo había quebrado y dispersado las perlas de su rocío!» (Esplendor de al-Andalus. pág-371).

Viñedos había en general por todo el territorio. Pero había un vino especialmente apreciado por los andaluces, de antes y de ahora: el vino de Málaga. Posiblemente ya se conocía un vino de color dorado semejante al vino fino, según podemos deducir de estos versos de al-Mutamid: «El escanciador nos ha ofrecido, gracias a la alquimia, oro fundido en agua helada». Frecuentemente los poetas andalusíes hacían referencias a los aperitivos que se ponen como acompañantes del vino o de otras bebidas y que se conocían con el nombre genérico de «nadl» que tanto nos recuerdan a nuestras actuales tapas.

El protocolo propio de la gastronomía andalusí

Cualquier fecha festiva del calendario era motivo de regocijo familiar y social. Una manera, por ende, de manifestar la reconocida virtud de la hospitalidad, tan propia del carácter de los andaluces. Eran ocasiones idóneas para agasajar a los invitados con las mil y una recetas propias de la gastronomía andalusí transmitidas de generación en generación. Cuando estos llegaban a la casa, se les recibía ofreciéndoles un vaso de leche, que significaba pureza de sentimientos. Después unos dátiles, que simbolizaban el apoyo o la ayuda brindada entre amigos.

Aquella recepción tenía lugar en el patio, el centro vital del edificio, donde se encontraba un elemento imprescindible. La alberca. O, en su ausencia, una fuente de pileta con un surtidor. Con este se intentaba refrescar el ambiente en los días de calor. Por el suelo del patio y por las paredes había coloridas flores, o arbustos de almizcleña o jazmín. Incluso alguna palmera si había espacio suficiente. La fragancia emanada de esta abudante vegetación penetraba sutilmente por todos los rincones de la casa. En especial al atardecer, cuando las flores más abren sus pétalos y desprenden aromas. Esta atmósfera vegetal aún se reproduce hoy día. Además es posible adentrarse en parte en aquel entorno, gracias a la tradición de los patios de Córdoba. Aunque en realidad hay patios así por toda Andalucía.

Dátiles, sorbete y zumos variados

El banquete organizado para los invitados debía de ser variado y abundante. Y estar rodeado de una verdadera puesta en escena que deslumbrase a los comensales. Desde el patio, y tras el ofrecimiento de los dátiles, se invitaba al huésped a trasladarse salón principal. Lo primero que allí saltaba a la vista era el intenso colorido de cada objeto que conformaba la decoración. Alfombras, preciosas telas que cubrían las paredes y mesas redondas para servir los platos. A su alrededor cojines amplios y forrados en cuero o en raso. Los manteles eran de fina piel.

Entre la bebidas servidas para tales ocasiones figuraban las sigiuentes. El sherbet (hoy sorbete), la  horchata de chufas, el agua de cebada, y zumos de granada, limón, sandía o hidromiel.

La gastronomía andalusí también necesitaba un ambiente propicio

Entre todo aquel esplendor de gastronomía andalusí, se intentaba tornar más poético y acogedor el ambiente. A ello contribuía el refrescante murmullo del agua junto al cantar de los pájaros, sonidos que provenían del patio.

Junto al patio estaban más fresquitos
Junto al patio estaban más fresquitos

A los postres se encendía un poco de incienso. Entonces comenzábase a oír el sonido relajante de intrumentos de cuerda. Estos podían ser el laud, el rabel y de la cítara, antecesora de la guitarra andaluza. Tras haberse lavado las manos en el aguamanil, rociaban a los invitados con delicados perfumes de rosa, lavanda, y azahar.

Para acompañar los dulces se saboreaba un estimulante te caliente a menta. Finalmente preparaban unos electuarios (mezclas) a base de jengiibre y anises, para perfumar el aliento después del copioso almuerzo.

Como ha quedado patente, la gastronomía andalusí es uno de los más importantes legados de Al-Andalus. Hasta el punto de que sin ella sería imposible comprender la actual gastronomía andaluza.

Publicado el Deja un comentario

Un año llevando a Euskal Herria lo mejor de Andalucía

Y no solo al País Vasco, sino a cualquier punto de la península, pues en un año de vida, el primero, y gracias a una interesante política de envío, Típico de Andalucía también ha servido aceite de oliva virgen extra (en adelante AOVE) y manjares de Andalucía a sitios tan dispares como Ourense, Castellar del Vallès, Villafranca de Córdoba y Albacete.

 

Pero vamos con los comienzos que, como todos, fueron difíciles e inciertos. Hace justo un año me encontraba en Andalucía  reunido con mi amigo Jose Luis para contratarle el alojamiento web y el dominio necesarios para esta tienda online. Había llegado la hora de lanzar a la red el proyecto que llevaba un par de meses desarrollando en mi imaginación.

El día 1 de enero de 2015, Típico de Andalucía se convertía en una realidad y había llegado el momento de comenzar a llevar a cabo la actividad, que no era otra que la distribución de alimentos, como dice el propio nombre, típicos de las tierras andaluzas.

Quise empezar con un AOVE andaluz del que me llamaba la atención que estuviese comercializándose en Japón. Si Aceite Quinta San José estaba presente en el país del sol naciente ¿por qué no iba a distribuirse también en el País Vasco y alrededores? Así que me puse en contacto con Marifé Bruque, que amablemente nos recibió en su residencia a mi compañera y a mí, y allí le expuse mi proyecto para el cual acordamos unas interesantes condiciones de distribución. Con este AOVE picual+arbequina, ideal para verter sobre alimentos en crudo como ensaladas y tostadas, Típico de Andalucía ya disponía de su primer producto en venta.

Mi intención no era solo centrarme en el AOVE, así que pensé en un producto tan conocido dentro y fuera de Andalucía como el paté de perdiz y diversos sabores que se fabrica en La Carolina. Por tanto, el siguiente paso fue contactar con el Director Comercial de Productos Real Carolina, quien nos recibió en las instalaciones de su empresa. Fruto de aquella reunión, Típico de Andalucía comenzó a distribuir paté de perdiz, de ciervo, de queso con boletus y de morcilla, además de perdiz y codorniz en escabeche.

Finalmente, y para completar la gama de AOVEs disponibles adquirí aceite Linarejos y aceite Linaoliva en la Cooperativa San Agustín de Linares, y aceite Escribano en sus dos variedades de Andrés Aguilar Explotaciones Agrarias, también de Linares.

Típico de Andalucía comenzó a andar solo con esos productos con los funcionó durante todo el año 2015, aunque con el paso de los meses se han ido añadiendo otros. Por ejemplo Aceite Oro de Cánava, excelente representante de la Denominación de Origen de Sierra Mágina, confituras Real Carolina y aceitunas de mesa La Baezana.

Un salto cualitativo reseñable tuvo lugar en noviembre, cuando establecí contacto comercial con varios establecimientos de Gipuzkoa para comercializar los productos de ‘Típico de Andalucía’.

Para no aburrir, no me extenderé en la narración de mis mil cuentas, mil números y mil cábalas. Solo agradecer a quienes han seguido la actualidad de esta web, pero sobre todo, sobre todo, a quienes han adquirido sus productos de Andalucía a través de la tienda online o de las tiendas recién mencionadas.

 

Redes sociales

El año 2015 también fue un año en el que Típico de Andalucía comenzó a estar presente en la principales redes sociales, aunque reconozco que, por falta de tiempo, son un medio al que no he dado suficiente repercusión. Lo intentaré en 2016.

 

Índice de artículos publicados durante 2015 (un año de Típico de Andalucía).

 

 

Un año llevando a Euskal Herria lo mejor de Andalucía.
Un año llevando a Euskal Herria lo mejor de Andalucía.

 

 

Dónde comprar o consumir productos ‘Típico de Andalucía’

En Euskadi cada vez son más los bares de pintxos y restaurantes que optan por enamorar a su clientela perfeccionando sus preparados con los productos gourmet ‘Típico de Andalucía’. Y es que ya se sabe que para triunfar en el competitivo sector de la hostelería es imprescindible adquirir la mejor materia prima. ¿Y qué mejor materia prima que un buen aceite de oliva virgen extra traído directamente desde Andalucía?

 ¿Tú también tienes un negocio de alimentación o de hostelería y buscas un proveedor de productos gourmet? Solicita aquí más información.

[su_note note_color=»#fffffa» text_color=»#054b13″ radius=»1″]

Mapa e índice de localidades y establecimientos



*En poblaciones con más de un establecimiento se sigue criterio alfabetico.

1 Hostelería
···· 1.1 Aizarna
········ 1.1.1 Aranburu Landetxea
········ 1.1.2 Konpitteko Taberna
···· 1.2 Azpeitia
········  1.2.1 Hotel Loiola
········  1.2.2 Ongi Etorri Jatetxea Erretegia
···· 1.3 Bilbao
········ 1.3.1 Gure Toki
···· 1.4 Zestoa
········ 1.4.1 Fati Taberna
········ 1.4.2 Araneta Erretegia
········ 1.4.3  Jubilatuen Etxea

2 Comercio
···· 2.1 Aizarna
········ 2.1.1 Konpitteko Denda
···· 2.2 Azpeitia
········ 2.2.1 Makibar Fruta eta Abar
···· 2.3 Zestoa
········ 2.3.1 Carrefour Express
········ 2.3.2 Laiak
···· ··· 2.3.2 Uzkudun Harategia

[/su_note]

Hostelería que utiliza productos gourmet ‘Típico de Andalucía’ en su cocina.

..:: Aizarna ::..

⇒ Aranburu Landetxea.

Urrutikoetxea Kalea 2.

Localizado en un entorno eminentemente rural vasco, este caserío rehabilitado del siglo XVI ha sido adaptado con toda serie de comodidades para convertirlo en una completa casa rural orientada al turismo. De esta forma, sus seis habitaciones dobles cuentan con televisión, Wifi gratis. En el exterior hay mesas para comer y charlar cuando hace buen tiempo, un amplio aparcamiento, y una zona de juegos para niños. En el comedor restaurante, desayunos y ensaladas se enriquecen con aceite de oliva virgen extra, y entrantes engalanados con aceitunas verdes.

⇒ Konpitteko Taberna.

Asuntzio Kalea 10.

Situado justo en la Plaza de Aizarna, se trata de una taberna tradicional vasca con ambientación rústica y euskaldún que cuenta con una estancia principal, un salón comedor, y un coqueto jardín al aire libre. Es ideal tanto para potes, como para comer o cenar, pues son especialistas en comida casera, aunque siempre intentando introducir cierto toque de una innovación en la que participan varias delicias ‘Típico de Andalucía’ y aceite de oliva virgen extra.

..:: Azpeitia ::..

⇒ Hotel Loiola.

Loiolako Inazio Hiribidea 47.

Enclavado en un precioso entorno que merece la pena conocer, es el alojamiento habitual de peregrinos interesados en conocer la tierra de Ignacio de Loyola. Un establecimiento en cuyo restaurante se sirven platos sencillos y sabrosos con un toque muy familiar. Recomendables los productos de temporada, es decir, hongos en otoño, anchoas en verano, verduras en primavera… Para culminar tales exquisiteces, la gerencia del Hotel ha optado por el sensacional aceite de oliva virgen extra de Andalucía.

⇒ Ongi Etorri Jatetxea.

Salbe Auzoa 21.

Magnífica txuleta y rápido servicio en Restaurante-Asador Ongi Etorri, con especialidad en carnes y pescados a la parrilla preparados con aceite de oliva virgen extra andaluz. Menú del día y menús especiales para grupos, para pasar gratos momentos en compañía en su amplio comedor para 100 comensales. También opción de cómoda terraza para otras 40 personas. Amplia variedad de vinos, txakolí y sidra natural. Se admite el pago con todo tipo de tarjetas.

..:: Bilbao ::..

⇒ Bar Gure Toki.

Plaza Nueva 12.

Situado en el Casco Viejo de Bilbao, se trata de uno de los mejores bares de pintxos de Bilbao, y cuenta con una extensa barra donde acertadamente se combinan los pintxos clásicos con los novedosos, lo que le ha llevado a ser un referente en cuanto a gastronomía creativa. No en vano, ha ganado en alguna ocasión el concurso de pintxos de Bilbao-Bizkaia. Con este curriculum no es de extrañar que hayan optado por un delicioso aceite de oliva virgen extra orientado a una cocina de excelente nivel.

..:: Zestoa ::..

⇒ Fati Taberna

Okerra Kalea 3.

En pleno centro de Zestoa, junto a la plaza del Ayuntamiento (es decir, la zona con más vida social del municipio) este establecimiento se caracteriza por su barra de pintxos y por contar siempre con buen ambiente, ya sea mañana, tarde o noche. Se trata de otra cocina que se esfuerza por innovar y ofrecer lo mejor a su clientela, motivo por el que, con excelente criterio, ha decidido potenciar el sabor de sus preparados con aceite de oliva virgen extra de la variedad picual.

⇒ Araneta Erretegia

Meagako Errepidea 8.

Asador y restaurante de cocina tradicional (sin olvidar ni descuidar la nueva cocina) donde trabajan con formidables productos de su huerta, con impresionantes pescados, y con excelentes carnes hechas a la parrilla. Productos de temporada y de primera calidad para un espectacular menú con chipirones, hongos, rodaballo, almejas… La mejor materia prima en plena naturaleza, y potenciada con el excelente aceite de oliva virgen extra y las deliciosas aceitunas deshuesadas.

⇒ Jubilatuen Etxea

Axun Arrazola Plaza 1

Su terracita es un clásico de Zestoa en días soleados. Aunque este bar es la sede del Hogar del Jubilado, acude gente de todas las edades. Un establecimiento al que se puede acudir a menudo por ser apto, tanto en bebidas como en pintxos, para todos los bolsillos. En su cocina se enriquecen varios platos con saludable aceite de oliva virgen extra de Andalucía.

Comercios con productos gourmet ‘Típico de Andalucía’ a la venta.

 

En diversos comercios de Urola Kosta también es posible comprar los aceites de oliva virgen extra, las aceitunas de mesa, las conservas, y las cremas y patés de ‘Típico de Andalucía’, con las ventajas que ello supone:

· Toma de contacto, debido a la posibilidad de tener el producto en la mano antes de comprarlo.

· Inmediatez, ya que de la tienda a tu despensa se tarda el tiempo que tú tardes en llegar a casa.

· Economía, gracias a la ausencia de gastos de envío.

 

Estos son los siguientes comercios físicos donde, por el momento, puedes acudir en busca de las excelencias gastronómicas de Andalucía:

..:: Aizarna ::..

⇒ Konpitteko Denda

Asuntzio Kalea 10.

Konpitteko Denda en Aizarna
Konpitteko Denda en Aizarna. Click para ampliar.

La tienda del vecindario, con todo lo necesario para el hogar en alimentos y bebidas. También cosméticos y productos de higiene personal. Con un stand propio para los productos gourmet de Andalucía, entre los que puede encontrarse:

  • Pimientos de piquillo rellenos de perdiz.
  • Perdiz en escabeche.
  • Codorniz en escabeche.
  • Lomo de orza.
  • Paté de perdiz, queso con boletus, morcilla y ciervo.
  • Aceituna de mesa.
  • Aceites de oliva virgen extra convencionales y premium.
  • Jamón ibérico loncheado.
  • Cosméticos con aceite de oliva virgen extra.

..:: Azpeitia ::..

⇒ Makibar fruta eta abar

Urbitarte Kalea 1, behera.

Se trata de una apuesta por la calidad y el trato personalizado en el Barrio de Sanjuandegi. Gran variedad de frutas, verduras y vinos. Y además, traídos directamente desde Andalucía, se pueden comprar los siguientes productos:

  • Paté de perdiz.
  • Aceituna de mesa.
  • Aceite de oliva virgen extra verde.
  • Aceite de oliva virgen extra.

..:: Zestoa ::..

⇒ Carrefour Express típico de andalucía

Gurutze Kalea 1.

Frente a Plaza Uztapide, un supermercado de proximidad donde encontrar prácticamente de todo (frutería, lácteos, bebidas, repostería, congelados, ibéricos…) que mantiene la esencia y la garantía de la cadena multinacional, con los siguientes productos andaluces:

  • Paté de morcilla, paté de ciervo y paté de aceitunas.
  • Aceite de oliva virgen extra.

 

⇒ Laiak

Eztiola Kalea 1.

Además de ser un establecimiento gestionado con mimo y con esmero, ofrece una gran selección de los mejores alimentos para paladares que realmente saben apreciarlos. Los productos gourmet ‘Típico de Andalucía’ que comercializa son:

  • Paté de perdiz.
  • Paté de queso.
  • Lomo de orza.
  • Crema de jamón ibérico.
  • Aceite oliva virgen extra verde.
  • Aceite oliva virgen extra premium.

 

⇒ Uzkudun Harategia

Erdikale Kalea 5.

Amplia experiencia en el corte y preparado de buey, ternera, cordero… Carnicería con excelentes carnes de la zona, para preparar el buen chuletón como gusta en País Vasco, o también exquisitas parrilladas en general. Ahora con productos gourmet a la venta:

  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Aceitunas de mesa.

 

Y recuerda que si no vives cerca de ninguna de las anteriores poblaciones, siempre puedes realizar online tu compra de productos gourmet ‘Típico de Andalucía’.

Los productos gourmet 'Típico de Andalucía' se encuentran a la venta en varios establecimientos