Publicado el Deja un comentario

La estrella tartésica, presente en decoración, arquitectura, cerámica, joyería…

La estrella tartésica es un símbolo que aparece continuamente en la cultura andaluza. Curiosamente, suele pasar desapercibido incluso para la gran mayoría de andaluzas y andaluces a pesar de encontrarse en multitud de sitios.

Numerosos pueblos del mundo poseen algún símbolo que, de manera consciente o inconscientemente, los identifica o los hacen sentir identificados ante el resto. Aquellos pueblos con fuerte tradición histórica, o con antigua personalidad son los que más ostensible hacen su simbología. Ejemplo obvio es el de los judíos y su estrella de seis puntas, archiconocido símbolo también llamado «estrella de David».

En el caso de Andalucía, la estrella de ocho puntas es un símbolo que ha existido a lo largo de toda su historia. Hasta la actualidad. Actualmente puede observarse en la decoración exterior e interior de gran cantidad de edificios andaluces.

Este símbolo se forma geométricamente como resultado de la superposición de dos cuadrados concéntricos, girándose uno de ellos 45 grados. Se trata de un adorno tan difundido y tan originario de Andalucía, que en realidad pasa desapercibido para mucha gente.

 
 

Un origen relacionado con la religiosidad

El origen de la estrella de ocho puntas está en la religiosidad tartésica y su mitología orientada a la adoración del sol. Tartessos era el nombre con el que los griegos conocían aquel país misterioso del sur peninsular. Este territorio era frecuentado por fenicios que acudían para comprar estaño, oro, plata y tejidos con los que comerciar en los mercados orientales.

 

El astro rey ya era entonces un símbolo definitorio de la más ancestral tierra andaluza. No en vano, desde los remotos tiempos del neolítico los primitivos andaluces adoraban al sol y lo representaban con ocho rayos. Los tartésicos eran adoradores del Sol, al cual representaban de esta forma y lo hacían presente a lo largo de todo su territorio.

 

Posteriormente, los andaluces turdetanos, en una época aún de plena soberanía, representaban esta estrella en sus monedas como un claro símbolo del pueblo.

 

En cambio, los andaluces béticos, al depender del Imperio Romano, se limitaron a representar la estrella en algunos mosaicos.

 
Mosaico de los octógonos en Cástulo Linares
Mosaico de los octógonos del siglo II d. C. en Cástulo Linares

Máxima difusión durante la etapa andalusí.

La cultura andalusí definió de forma definitiva la estrella tartésica como su símbolo cultural y la plasmaron en las primeras monedas que acuñaron. Además de en las monedas, el califato independiente de Al-Andalus utilizó profusamente la estrella tartésica. Hasta el punto de cambiarle el nombre por «Estrella de Abderramán I» ya que según el Corán, el paraíso está rodeado por ocho montes. Una apropiación cultural parecida a la que actualmente ha ocurrido, a otro niveles, con el flamenco.

También el reino nazarí de Granada incluyó la estrella de ocho puntas en algunos pendones, además de utilizarla abundantemente como motivo decorativo. Fue entonces cuando este símbolo cultural alcanzó su máximo esplendor, prodigándose de forma, podría decirse que incluso exagerada, en arquitectura, decoración, grabados y joyería. Los nazaríes fueron responsables de una expansión sin precedentes de la estrella tartésica como símbolo político y decorativo a través todas sus creaciones. La plasmaron en telas, en detallados tapices, en azulejos palaciegos, en estandartes, en taraceas, en ejemplares del corán, en el tragaluz de los baños… Incluso en la empuñadura de la espada de Boabdil aparece una preciosa estrella de ocho puntas.

Estrella de ocho puntas en la empuñadura de la espada de Boabdil.
Estrella de ocho puntas en la empuñadura de la espada de Boabdil.

Estrella exportada a otros países.

Mozárabes y mudéjares andaluces transportaron la estrella tartésica allá por donde se desplazaron. Primero por todo el norte peninsular, y posteriormente por el Mediterráneo, Europa y África. Aquella difusión dio lugar a que hoy día sea un símbolo que se encuentra presente en el escudo de Turkmenistán y en el de Uzbekistán.

Escudo de Turkmenistán
Escudo de Uzbekistán

Posteriormente los musulmanes y moriscos expulsados la difundieron por el Magreb y el Oriente Medio.

Pero arquitectos y albañiles han seguido, hasta nuestros tiempos, poniendo la estrella en las iglesias y en los azulejos de los pueblos andaluces. Una estrella que se sigue usando como símbolo decorativo y, conscientemente, como símbolo identificativo de lo genuinamente andaluz.

La estrella tartésica en la actualidad.

Casa de los Navajas, Torremolinos. Construida en 1925

Estrellas tartésicas en la Casa de los Navajas IMG_20180906_111536502_HDR-estrella-tartesica-dos
Techo engalanado con 21 estrellas tartésicas.

[su_note note_color=»#e9fffc» text_color=»#011505″ radius=»5″]

Si te ha gustado esta publicación, quizá también te interesen estas otras:

[/su_note]

 

Publicado el Deja un comentario

La Santa Siesta, o Yoga Andaluz.

¡Maravilloso y bendito silencio después de la comida, cuando Andalucía duerme su plácida siesta!

Hasta que termina la hora de la sagrada siesta y entonces el teléfono empieza a sonar, los niños a corretear con la delicadeza de una legión de elefantes, el timbre a sonar con estridencia, la música embravecida del vecino a retumbar cuatro habitaciones a la derecha, la puerta de la calle a cerrarse con un sonoro ¡PLOMM! y los cimientos de todo el edificio a temblar. Entonces no hay más remedio que volver a pensar. ¡Qué maravilloso y bendito silencio hubo hace un rato después de la comida, cuando Andalucía dormía su plácida siesta…!

 

La siesta es una costumbre implantada en la Bética en tiempos del Imperio Romano como método de recuperar y reunir energías para el resto de la jornada, aunque en los meses de verano, además de lo anterior, constituye un auténtico mecanismo de supervivencia ante el calor imperante.

Temperatura registrada en un termómetro de Sevilla en 2014.
Temperatura registrada en un termómetro de Sevilla en una veraniega tarde de 2014.

La hora que en el imperio romano se denominaba Sexta  dio lugar a la expresión “sextear”. Sexta y sextear acabaron en las andaluzadas siesta y siestear o sestear. Pero, según su duración, las siestas andauzas pueden ser como las películas. Un corto, un medio, o un largometraje. Porque la siesta en Andalucía puede ser:

  • Cabezaíta o cabezá: Es la versión cortometraje. Se produce en cualquier lugar y consiste en ir volcando la cabeza hacia adelante conforme se va perdiendo la consciencia.
    • Si justo después de este cabeceo, la persona se despierta, es una cabezaíta.
    • Por el contrario, si permanece dormida durante un rato, se trata de una cabezá. Si se prolonga más de la cuenta, puede tener el efecto secundario de un molesto dolor de cuello durante el resto del día.

      Señora dando una sana y necesaria cabezaíta, modalidad corta de la siesta.
      Señora dando una sana y necesaria cabezá, modalidad corta de la siesta.
  • Quedarse trahpuehto/a o ehtroncaíto/a: Es la versión mediometraje. Supone una progresiva pérdida del conocimiento en el sillón o en la butaca de playa. Es el tipo de siesta más sano y reconfortante. De hecho, es el que, según estudios que se mostrarán posteriormente, permite comenzar nuevas fases de actividad mental de un modo más fresco y desahogado. Y no solo es recomendable, sino necesario para fortalecer el rendimiento cerebral. En los niños aumenta su capacidad de aprendizaje y, por tanto, aumenta su rendimiento escolar.
  • Echarse un ratillo: Es la versión largometraje. Supone adoptar la posición horizontal bien sea en una hamaca, en un sofá reclinable o en la mismísima cama. En casos extremos puede suponer hasta ponerse el pijama y bajar la persiana. Esta última modalidad, nada recomendable por los estudiosos del sueño. Debido a su larga duración, acaba en un estado de sonambulismo nada agradable y de mal despertar. La verdad es que tras un pedazo de siesta, de cualquier medida, se levanta uno como nuevo.

¿trahpuehto o echao un ratillo?
¿Este señor está trahpuehto, o echao un ratillo? A veces es difícil encontrar el límite entre un tipo de siesta y otro. Habría que analizar los detalles concretos de la situación.

Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental

Según César Escalante, miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental, la siesta evita la saturación mental, descarga la ansiedad, y aumenta el rendimiento laboral. Todo esto se produce debido a que es una relajación física y muscular y supone un descanso cerebral. La siesta permite iniciar nuevas fases de actividad cerebral de un modo más desahogado y fresco. Por este motivo resulta potenciadora de la concentración y de la memoria. Sin embargo, hay que procurar que la siesta no se prolongue demasiado, pues un excesivo descanso despertino podría alterar el ciclo vital del sueño. El psicólgo aconseja que la siesta dure solo entre diez y cuarenta minutos, ya que descansos más largos pueden producir dificultad para despertar, mal humor e incluso sensación de falta de descanso.

campesinos durmiendo siesta en un cuadro de Picasso
Una siesta en el cuadro «Campesinos durmiendo», de Picasso.

Países anglosajones y orientales están incorporando la tradición de la siesta diaria porque, según el César Escalante, estudios psicológicos en el ámbito laboral han revelado que si los periodos de descanso fueran más largos, los trabajadores rendirían mucho más. Google, por ejemplo, ha instalado cabinas insonorizadas y oscuras (energypods) para que sus trabajadores puedan dormir la siesta llamada «Power nap«.

Escalante también apunta que está demostrado que el nivel de percepción de las personas desciende alrededor de las nueve de la noche, continuando a ese nivel hasta bien entrada la madrugada. Posteriormente aumenta a primeras horas del día, para decrecer nuevamente entre las dos y las cinco de la tarde, intervalo de tiempo más idóneo para una buena siesta.

La siesta en la American Association for the Advencement of Science

Según otro estudio, en este caso de la Universidad de California en Berkeley, una siesta a mitad de jornada fortalece el funcionamiento cerebral. El trabajo se ha hizo público durante la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAS, según sus siglas en inglés) que se celebró San Diego (Estados Unidos) en el año 2010.

La investigación mostró lo que ya se sabía en Andalucía en época romana: Que una siesta de una hora puede restablecer y fortalecer en gran medida el funcionamiento cerebral. Los descubrimientos de la Universidad de Berkeley también sugieren que una programación bifásica del sueño no sólo refresca la mente sino que también puede enriquecerla. Por el contrario, los resultados sugieren que cuantas más horas permanece despierta una persona más se aletarga su mente.

Estos descubrimientos apoyan datos previos de los mismos investigadores de que durante la privación del sueño disminuye la capacidad para retener nuevos datos en casi un 40 por ciento debido a la desactivación de regiones del cerebro producida por las noches en vela.

Durante aquel estudio se dividió a 39 adultos jóvenes sanos en dos grupos, quienes dormían una siesta y quienes no. A mitad de la jornada, todos los participantes pasaban por una tarea de aprendizaje que activaba el hipocampo. Se trata de una región cerebral que ayuda a almacenar recuerdos basados en hechos. Ambos grupos realizaron dicha prueba a niveles comparables.

Conclusiones de la AAAS

A las dos de la tarde, el grupo de participantes que hacía la siesta durmía durante 90 minutos.  Mientras, el otro grupo permanecía despierto. A las seis de la tarde, todos ellos realizaban una nueva ronda de ejercicios de aprendizaje. Los que permanecían despiertos todo el día tuvieron un peor aprendizaje. En contraste, aquellos que durmieron realizaron la prueba mejor y aumentaron su capacidad de aprendizaje.

Estos resultados reforzaron la hipótesis de los investigadores. El sueño es necesario para limpiar lo almacenado en la memoria a corto plazo. Y también para poder dejar paso a nueva información.

The Proceedings of The National Academy of Sciences

Otra  investigación que se publicó en la revista The Proceedings of The National Academy of Sciences (PNASS) asegura que los niños desde los 3 hasta los 5 años deberían dormir una siesta en horario escolar para mejorar su rendimiento escolar. Con ese periodo de descanso y de ruptura en su proceso de aprendizaje, los niños y niñas reforzarían su capacidad de memoria y aprendizaje.

Es conocido que, en los adultos, un sueño reparador mejora su capacidad de aprendizaje consolidando la información y su almacenamiento. Sin embargo, hasta ahora había escasas evidencias científicas que demostraran que dormir una siesta pudiera tener un apreciable efecto en la capacidad de aprendizaje de los niños y niñas.

Precisamente debido a que ciertos programas de educación infantil están suprimiendo las siestas en la escuela para poder aumentar el tiempo de enseñanza, el equipo de Rebecca Spencer, del Instituto Salk de la Jolla (EE.UU.), trató de determinar si una siesta suponía o no algún beneficio sobre los niños. Así, examinaron en 40 niños, de entre 3 y 5 años, si tenían algún efecto sobre su rendimiento escolar y su capacidad de aprendizaje. Para ello, valoraron los cambios de su rendimiento gracias a una prueba visual-espacial. Una metodología muy parecida a los juegos para la memoria. En ella, los niños observan una serie de imágenes y tienen que recordar dónde se ubican las diferentes imágenes.

Los resultados mostraron que cuando los niños «se perdían una siesta no podían recuperar sus beneficios durante el sueño nocturno. Esto evidencia que hay un beneficio adicional si el sueño se produce durante el periodo educativo».

Spencer subrayó que su trabajo confirma que las siestas en el aula son positivas para el aprendizaje de los niños y niñas en edad preescolar. Esto se debe a que supone una mejora de su capacidad de memorizar y recordar. Y el beneficio, apunta la investigadora, «es mucho mayor para aquellos niños que están acostumbrados a dormir siesta, independientemente de su edad».

 


Fuentes:
Publicado el Deja un comentario

Cosas típicas de Andalucía (de la A a la Z)

toque cante y baile tradicional flamenco andalucia

Índice alfabético de cosas típicas de Andalucía.

EN REALIZACIÓN.

DISCULPA LAS MOLESTIAS.

[su_note note_color=»#e9fffc» text_color=»#011505″ radius=»5″]

Índice alfabético

A – B – C – CH – D – E – F – G – H – I – J – K – L – M – N – Ñ – O – P – Q – R – S – T – U – V – W – X – Y – Z

[/su_note]

 

A

Aceite de oliva:

Aceituna: Además del fruto del que se extrae el aceite de oliva, hay una aceituna denominada de mesa que sirve como aperitivo, tanto en los hogares como en la hostelería.

Agrupaciones carnavalescas:

Al-Andalus: La antigua Al-Andalus, la cultura de las tres religiones, es típica de Andalucía porque el legado andalusí, cristiano y sefardí está presente, más de 500 años después, en la gastronomía, en el flamenco, en gran cantidad de monumentos, en numerosas obras de arte, en el habla de los andaluces y en la toponimia de casi todos los pueblos, ciudades, ríos y montañas.

Altramuces:

Alfarería:

Arroz:

Artesanía del mimbre:

B

Bolo andaluz:

Botijo:

Buñuelos de bacalao:

C

Caballo andaluz:

Caracoles a la andaluza:

Carácter: Positividad ante los reveses de la vida, sentido del humor, hedonismo, afabilidad, accesibilidad y hospitalidad son denominadores comunes que marcan el carácter de los andaluces.

Cartucho de camarones:

Castañuelas:

Cerámica andalusí:

Cerámica andaluza:

Cítricos:

Coro:

Cortijo:

Costa de Almería:

Costa de la Luz: No hay en la penísula ibérica otra costa más meridional y con arena más dorada y fina. Territorio ideal para la práctica del Windsuft y la pesca submarina.

Costa del Sol:

Costa Tropical:

Cruces de mayo:

Cuaresma:

Cuarteto:

Cultura:

CH

Chirigota:

Chochos: Ver altramuces.

Churros: Como desayuno o como fin de fiesta, fritos en sartén y servidos en rosca sobre papel de estraza.

D

Diáspora: Se trata de una de esas cosas de las que se puede encontrar su parte positiva y su parte negativa. Parte positiva: Inconformismo, responsabilidad, trabajo, no quedarse de brazos cruzados, universalización de lo andaluz. Parte negativa: Los motivos por los que fue necesaria la emigración.

Doma andaluza:

E

Emigración: Ver diáspora.

Escabeche:

Estrella tartésica:

F

Feria:

Fiesta de la primavera:

Flamenco:

Clic en la siguiente imagen para acceder a más contenidos sobre flamencoel flamenco es de las cosas más típicas (si no la que más) de Andalucía

Flamenquín:

G

Gastronomía:

Girasol:

Guitarra: Pocas cosas hay tan típicas de Andalucía como una guitarra flamenca.

H

Habla: El habla andaluza se caracteriza por su vitalidad y por gran cantidad de vocablos procedentes del idioma mozárabe andalusi.

Historia:

Hospitalidad:

I

Indalo:

J

Jamón ibérico:

L

Legado andalusí / cristiano / sefardí: Ver Al-Andalus.

Lomo de orza:

Lumbres de San Antón:

M

Manzanilla:

Migas:

Mojama:

Monumentos:

P

Parque Natural de la Sierra de Segura, Cazorla y las Villas:

Pan de higo:

Pasión: En Andalucía se pone pasión a todo lo que se realiza. Las andaluzas y los andaluces vuelcan toda su pasión (hasta alcanzar fama de exagerados/as) en sus costumbres y tradiciones, en la interpretación del flamenco, en una conversación con los amigos, en la demostración de sus sentimientos y en la hospitalidad con el extranjero.

Paté:

Patios:

Pehcaíto frito: Dicho con S (peScaíto frito) suena fatal. El pehcaíto frito…

Picual: Variedad de aceituna predominante en Andalucía de la que se extrae un aceite de oliva del mismo nombre.

Procesiones: La Semana Santa, de una forma u otra, se celebra prácticamente en todo el mundo. Pero si hay algo que caracteriza inequívocamente a la Semana Santa de Andalucía, es la pasión que andaluzas y andaluces vuelcan en la organización de unas espectaculares procesiones que atraen cada año a cientos de miles de turistas deseosos de intentar acercarse a esta ancestral tradición.

Pueblos blancos:

R

Rabo de toro:

Rebujito:

Repostería: Alfajores, cortadillos de cidra, hojaldradas, mantecados, pestiños, roscos de anís, tortas de aceite…

Romería:

Royal: Variedad de aceituna de la que se extrae un aceite de oliva del mismo nombre.

S

Sangría:

Saeta:

Sentido del humor.

Sopas frías: ajoblanco, gazpacho, porra antequerana y salmorejo.

T

Tapeo:

Tinto de verano:

Trabajo: Nadie sabe como los andaluces qué es tener las manos llenas de callos, en la mayoría de las veces, por ínfimos salarios, y nadie conoce como los andaluces las lágrimas de una despedida en el aeropuerto o en la estación de tren antes de partir para seguir trabajando de sol a sol en Francia, en Alemania o donde haya trabajo.  Ver también Diáspora.

Tradiciones: Ver costumbres.

V

Vinagre de Jerez:

Z

Zambomba:

Publicado el Deja un comentario

El Caballo Andaluz (o Andalusian Horse)

exhibición de caballo andaluz

El Caballo Andaluz es el típico de Andalucía desde hace más de 2000 años. Este caballo ibérico de tipo barroco se encuentra, por tanto, entre las razas equinas más antiguas de las conocidas actualmente.

[su_note note_color=»#f5fff9″ text_color=»#011605″ radius=»1″]

Índice de contenidos.

1 Características.
2 Importancia.
3 Historia
4 Actualidad.
5 Precio.
6 Poema de Alberti.

[/su_note]

Características del caballo andaluz

 

  • Morfológía: La alzada del Caballo Andaluz (o Andalusian Horse) se considera «media» porque no suele superar el 1’65 m de altura a la cruz. Se trata de un caballo esbelto y estilizado con cuello fuerte, ancho y ligeramente arqueado. Sus formas son elegantes y redondeadas y su pelaje brillante. Sus ojos son vivaces y oscuros, y su pecho amplio.

exhibición de caballo andaluz
Es característico del Caballo Andaluz un cuello vigoroso, ancho y ligeramente arqueado.

  • Comportamiento y aptitudes: En cuanto a su comportamiento, el atributo más destacado del Caballo Andaluz es, sin duda alguna, su dócil temperamento, consecuencia de un perfecto equilibrio biológico. Este animal se manifiesta apacible y de fácil trato, sin mostrar reacciones bruscas ante los estímulos. En caso de enfermedades, especialmente si se trata de alteraciones digestivas, se recupera en un tiempo menor que otras razas, como pudieran ser el Pura Sangre Inglés o el árabe. Además, soporta bien las privaciones de agua, el calor y el cuidado deficiente. Todo ello, unido a su belleza, le hace apto como caballo ideal de silla, siendo también muy demandado como ‘caballo de placer‘ o ‘caballo de paseo’, aunque también resulta perfecto para competir en las disciplinas de doma clásica y doma vaquera.

caballo andaluz en romería tanto con los romeros como con la guardia civil
El caballo andaluz es uno de los protagonistas indiscutibles en cada romería. Está presente como medio de locomoción tanto de los propios romeros, como de los agentes de las fuerzas de seguridad.

Importancia

 

Ha sido tal la belleza e importancia del caballo andaluz que, a lo largo de la historia,  se ha utilizado para crear y perfeccionar, mediante cruces, otras razas equinas (tanto europeas como americanas) por ejemplo el caballo hispano-árabe (cruce de caballo andaluz con caballo árabe) el hispano-bretón (cruce de yeguas francesas con machos andaluces) el lipizzano, el frisón, el lusitano y el peruano de paso.

Debido a su éxito y prestigio dentro del mundo ecuestre, son notables los esfuerzos desde hace un siglo por cambiar su nomenclatura de Caballo Andaluz por la de «Pura Raza Española» (PRE).

[su_note note_color=»#e8fffb» text_color=»#011505″ radius=»4″]

Ya se sabe que todo lo andaluz es solamente andaluz cuando es desconocido y marginal, mientras que cuando alcanza prestigio fama mundial, pasa «por decreto» a ser español, como así ha ocurrido con el flamenco (que antes se consideraba de andaluces borrachos y maleantes) la siesta (que se consideraba de andaluces vagos y holgazanes) y el gazpacho (que se consideraba de andaluces pobres y miserables).

Afortunadamente, en la mayoría de los países aún se utiliza preferentemente la denominación tradicional: Andalusian Horse. Veremos cuánto tiempo resiste al avance del nuevo «PRE» que, por el momento, solo ha tenido éxito dentro de la propia España. Por el momento, numerosos catedráticos de la Facultad de Veterinaria de Córdoba se han mostrado partidarios de recuperar el nombre histórico, tradicional y actualmente internacional: Caballo Andaluz. Entre los mencionados profesores destacan Gumersindo Aparicio, Rafael Castejón, Manuel Gómez Lama, Francisco Santiesteban, y Eduardo Agüera Carmona.

  • Interesante artículo de Eduardo Agüera, Doctor en Veterinaria por la Universidad de Córdoba, sobre esta cuestión en diariocordoba.com

[/su_note]

Historia del caballo andaluz

 

Los caballos procedentes de la Bética ya gozaban de enorme fama en el circo romano. Pero cuando se tomó verdadera conciencia de la excelencia del Caballo Andaluz fue durante la Edad Media, como reflejan testimonios históricos y literarios de la época. De la época de Abderramán I procede la tradición ecuestre denominada «Saca de las Yeguas» que permanece en Almonte hasta nuestros días.

Incluso, desde el siglo XIII hasta el XIX, se estableció una «raya real» al norte de Al-Andalus bajo la cual estaba prohibido cruzar yeguas con asnos en Andalucía y otras zonas limítrofes para preservar la pureza de la raza.

A partir de 1570, las Caballerizas Reales de Córdoba dieron cobijo a los mejores sementales de Caballo Andaluz durante casi 450 años de forma ininterrumpida. Hasta el momento, se habían utilizado los caballos como animales de tiro o transporte y, sobre todo, con fines bélicos. Pero a partir de entonces, el Caballo Andaluz empezó a ser demandado para fines recreativos y deportivos, aprovechando otra de sus destacables cualidades: Su capacidad de aprender rápidamente y retener para siempre lo aprendido. Por todo esto que puede decirse que fue seleccionado como caballo de paz quedando así aún más ligado a la identidad andaluza.

La primacía de este Caballo Andaluz, que entonces pasó a valorarse por criterios estéticos y artísticos, fue tal que, para su cría y conservación, se crearon maestranzas de caballería en Ronda (1573), Sevilla (1670), Granada (1689), Carmona (1728), Antequera (1728) y Jerez (1739), dando el salto a otras maestranzas fuera de territorio andaluz, como las de Valencia, Zaragoza y Palma de Mallorca.

Actualidad

 

En Andalucía son habituales los espectáculos ecuestres donde participan caballos andaluces con jinetes que visten el traje típico de Andaucía.

En la actualidad, el Caballo Andaluz se ha convertido en un símbolo típico de Andalucía que cuenta con más reconocimiento internacional que en la escena ecuestre española. Supone el motor de un sector generador de gran actividad económica a través de concursos morfológicos, espectáculos ecuestres, clubes, actividades formativas, terapias, e incorporación a los cuerpos y fuerzas de seguridad. Desde 1991, el mayor evento de dicho sector tiene lugar en Sevilla, concretamente en el SICAB (Salón Internacional del Caballo) donde se dan cita ganaderos, veterinarios, expertos y turistas de un centenar de países.

 

Espectáculo ecuestre de caballos andaluces. Fotografía de Ramón Azañón.

Monarcas y aristócratas de diversas procedencias han querido retratarse o grabarse a lomos de un ejemplar de raza andaluza. Esto ha dado lugar a una profusa la aportación del Caballo Andaluz al patrimonio pictorico y audiovisual internacional. Y además, ésta ha dejado numerosas apariciones cinematográficas (El Señor de los Anillos, Braveheart…) y en obras literarias como el Quijote de Cervantes, y la Fábula de Polifemo y Galatea de Góngora. Por todo esto, su relevancia en el mundo de la cultura también es digno de resaltar.

Precio

Como es lógico, el precio de un caballo siempre depende de diferentes factores como como la perfección morfolócica, la edad, los premios obtenidos por su ascendencia, y la necesidad que el vendedor tenga de venderlo. El caballo andaluz pertenece a una raza que está excelentemente valorada, por lo que su precio oscila entre la amplia horquilla de los 3000 y 7000 euros.

Poema a los Caballos Andaluces de Rafael Alberti

 

El genial poeta portuense Rafael Alberti quiso enaltecer de esta forma, la belleza del Caballo Andaluz. El escritor simulaba los andares del equino con música y con bailes.

De frente o de perfil, quiebros volando.
Blancos, puros y grandes, inocentes
rasgos de luz divinos y crecientes,
ciega y honda armonía golpeando,
sois los altos caballos inmortales,
hijos del sol y espumas musicales.

¿Quién no los ve y a quién no les extasía
vuestro rítmico paso, vuestra pura,
perfecta nitidez, vuestra mesura,
vuestro sentido de la geometría?
Sois las medidas, exaltadas luces
que brotan de los campos andaluces.

Yo os quisiera cantar, aunque quisiera
infundiéndoos las savias del jinete,
que dulce y duramente os compromete
el alma que a la música os trajera.
Y nada más, caballos que en el viento
bailaréis en mi solo pensamiento.

 

Publicado el Deja un comentario

Cultura andaluza

La cultura de Andalucía hunde sus raíces en la propia idiosincrasia del pueblo andaluz y en la influencia que los diferentes pueblos han dejado a su paso a lo largo de los siglos.

  • Arte es aquella actividad, con una finalidad estética, en la que el ser humano recrea un aspecto de la realidad o un sentimiento en formas atrayentes, valiéndose de la imagen, la materia, o el sonido.
  • Folclore es el conjunto de costumbres, creencias, artesanías, danzas y canciones  de carácter tradicional y popular.
  • Tradición es la transmisión de generación en generación de saber popular, ritos y costumbres.

El arte presente en las tradiciones andaluzas
Determinados aspectos inherentes a la cultura andaluza podrían englobarse en cualquiera de esas tres clasificaciones. Y en las tres al mismo tiempo. Las romerías, el Carnaval, la Semana Santa, la Feria… tienen un enorme componente de tradición, de arte y de folclore. Lo mismo podría decirse del cante y del baile flamenco con sus múltiples palos. Porque está presente tanto en las romerías, como en el Carnaval, como en la Semana Santa, como en la Feria. Como puede comprobarse, la cultura andaluza se ha conformado a lo largo de los siglos como un universo de ramas intrincadas.

Sentimiento, color, música, fuego, luz… El patrimonio cultural, festivo y folclórico andaluz es inabarcable. Existen nombres propios con siglos de antigüedad que se han convertido en reclamo ineludible para legiones de turistas: FlamencoSevillanasOléCastañuelasSemana SantaProcesiónPatiosCarnaval, FeriaGuitarraAbanicoBotijo… También hay muchas otras tradiciones menos conocidas, aunque no por ello menos atractivas, que se extienden por toda Andalucía. No hay un mes sin celebraciones; ni una sola comarca sin tradiciones propias y atrayentes. Da buena cuenta de ello el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad establecido por la UNESCO.

[su_note note_color=»#e9fffc» text_color=»#011505″ radius=»4″]

Índice de contenidos sobre
cultura andaluza

1. Arquitectura e historia

1.1 Neolítico (6000 a. C.)

1.2 Edad del Bronce (2500 a. C)

2. Costumbres y tradiciones

3. Filosofía

4. Literatura

5. Música y folclore

[/su_note]

1. Arquitectura e historia.

La milenaria historia de Andalucía ha dejado como herencia un tremendo legado arquitectónico. Algunos ejemplos son los Dólmenes de Antequera, el Yacimiento Arqueológico de Cástulo, la Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla o el Conjunto Renacentista de Úbeda y Baeza.

La brillante arquitectura islámicarenacentista y, sobre todo, barroca de sus edificios más importantes, sus castillos, fortalezas y monasterios, diseminados por todo el territorio de Andalucía, completan un patrimonio de enorme trascendencia.

Si bien tales construcciones suponen hitos monumentales de la Humanidad, lo cierto es que en la inmensa mayoría de pueblos andaluces, por remotos que parezcan, se custodia alguna joya arquitectónica o artística.

 

1.1 Neolítico (6000 a. C).

Del periodo neolítico se conservan prodigiosos ejemplos de megalitismo como el Dolmen de Viera y el Dolmen de Menga.

1.2 Edad del Bronce (2500 a. C.)

En el asentamiento prehistórico de Los Millares (en la actual Santa Fe de Mondújar, a 25 kms. de Almería) se levantó entre 2700 a. C. y 1800 a. C. un poblado para unos 1000 habitantes con un complejo sistema defensivo compuesto por 15 fortines y 4 líneas de muralla.

Los Millares recreacion cuadro.jpg
Recreación del asentamiento de Los Millares durante su momento de máximo apogeo.

Contaba con una enorme necrópolis para más de 100 tumbas y fue una cultura con unos conocimientos técnicos muy desarrollados que se caracterizó por el uso de la metalurgia del cobre en la fabricación de algunas armas, utensilios y herramientas. Es decir, descubrieron que con el cobre podían fabricarse cosas muy guapas.

[su_note note_color=»#e9fffc» text_color=»#011505″ radius=»4″]Las primeras noticias de Los Millares y sus tumbas prehistóricas se deben a la construcción del ferrocarril Linares–Almería en 1891 y el trazado de un túnel bajo el yacimiento. [/su_note]

En el Levante de Andalucía, hubo una gran cantidad de poblados prehistóricos rápida y claramente influidos por la cultura de Millares, como Terrera Ventura (en la actual Tabernas), Cabecico del Aguilar (en Mojácar), El Chuce (en Benahadux), Clavieja (en El Ejido), y Almizaraque (en Cuevas de Almanzora). Posteriormente esta cultura del bronce se expandió por toda Andalucía hasta Portugal.

La cultura de El Argar fue sucesora de Los Millares.

Costumbres y tradiciones.

La variedad de celebraciones, tradiciones y costumbres conservadas hasta nuestros días en Andalucía es tan amplia como su geografía, conformándose así un calendario que resulta una auténtica enciclopedia de las artes, las cultura y la etnografía de los pueblos andaluces. Es por ello que necesita el siguiente post aparte.

[su_note note_color=»#e9fffc» text_color=»#011505″ radius=»4″]

[IMAGEN DE AQUEL POST]

Más informaciónCostumbres y tradiciones de Andalucía.

[/su_note]

Filosofía

Entre los innumerables filósofos y pensadores nacidos en Andalucía destacan:

  • Séneca, cordobés (4 a. C. – 65 d. C.) además de ser filósofo y escritor, desarrolló una intensa carrera política en la que, entre otros cargos, ocupó los puestos de senador,  ministro y consejero del emperador. Su obra ha sido admirada tanto por pensadores medievales como por otros más modernos como Erasmo de Rotterdam, René Descartes, San Agustín y Honoré de Balzac.
  • Maimónides, cordobés (1135-2014) escribió obras, tanto en hebreo como en árabe, en las que filosofaba sobre aspectos tan variados, como por ejemplo, los seres vivos, la demostración de la existencia de Dios mediante procedimientos aristotélicos, el alma humana, el entendimiento, la libertad.
  • Averroes, cordobés (1126-1198) se esforzó en aclarar cómo piensa el ser humano, subrayó la función sensorial de los nervios, reconoció en el cerebro algunas facultades intelectivas como la imaginación y la memoria. Todo ello dio lugar en el s. XIII a una corriente filosófica denominada Averroismo.
  • Francisco Giner de los Ríos, rondeño (1839-1915) trató de expandir con sus escritos y su filosofía la libertad total de conciencia, y procuró ofrecer una educación innovadora que contribuyese a la modernizacion cultural de la sociedad. Si obra Antología Pedagógica es todo un referente en la filosofía moderna.
  • María Zambrano, veleña (1904-1991) publicó una extensa obra (ignorada durante gran parte de su vida) entre el compromiso cívico y el pensamiento poético. No fue reconocida hasta finales del s. XX, recibiendo el Premio Principe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 1981 y el Premio Cervantes en 1988.

 

Literatura

Encontramos en el geógrafo griego Estrabón (64 o 63 a. C. – 19 o 24 d. C.) la primera referencia a la literatuza andaluza cuando describe a los Turdetanos como «… los más cultos de los íberos y tienen escritura y escritos históricos en prosa y verso y leyes en forma métrica que según se dice datan de 6000 años».

Varios siglos después merecen destacarse autores nacidos en territorio andaluz que escribían sus obras en idioma andalusí, como los siguientes:

  • Ibn Hazm, cordobés (994-1064) ingente filósofo, poeta e historiador con cientos de obras didácticas en su haber, sobre los más variados temas como el amor, el Derecho y la cultura en Al-Andalus.
  • Ibn Zaydun, cordobés (1003-1071) mencionado incluso en fuentes cristianas como uno de los mayores poetas andalusíes sobre temas amorosos e inspirador de numerosos poetas posteriores.
  • Ibn Quzman, cordobés (1078-1160) poeta innovador que, en vez de escribir sus versos en idioma andalusí como sus contemporáneos, lo hizo en andalusí coloquial dando lugar al zéjel, estilo y métrica de enorme repercusión tanto en el mundo musulmán como en los reinos cristianos.
  • Ibn al-Jatib, lojeño (1313-1374) autor de más de setenta obras de los más variados temas como geografía, historia, viajes, medicina y poesía.

A pesar de que, tras la conquista castellano-aragonesa, andaluzas y andaluces emplean en sus comunicaciones cotidianas el habla andaluza, el peso de Andalucía también ha sido enorme en la historia de la literatura en castellano.

De hecho fue un sevillano, Antonio de Nebrija, quien en 1492 publicó la célebre Gramática Castellana, la primera obra sobre las reglas de esta lengua. Fue muy criticada por incluir innumerables vocablos de procedencia andaluza, pero a la postre terminó imponiéndose como la primera obra que normalizó la lengua castellana.

El mismo Cervantes «engredó» durante su encarcelamiento en Sevilla, según su prólogo, la mundialmente conocida novela Don Quijote de La Mancha. Se desconoce si con ese término quiso decir que se le ocurrió allí o que la comenzó a escribir allí. El caso es que diversos pasajes de la primera parte de El Quijote transcurren en Andalucía.

Posteriormente ha habido escritores andaluces cuya repercusión en la literatura castellana les ha llevado a ser auténticos referentes como:

  • Luis de Góngora, cordobés (1561-1627) máximo exponente de la poesía barroca del Siglo de Oro.
  • Gustavo Adolfo Bécquer, sevillano (1836-1870) autor de poesías esenciales dentro de la literatura hispánica perteneciente al Romanticismo.
  • Antonio Machado, sevillano (1875-1939) máximo representante de la Generación del 28.
  • Hermanos Álvarez Quintero, utreranos, fieles retratistas de la idiosincrasia andaluza con frecuentes usos del habla andaluza entre sus personajes.
  • Juan Ramón Jiménez, moguereño (1881-1958) Premio Nóbel de Literatura en 1956.
  • Federico García Lorca, fuenterino (1898-1936) poeta y dramaturgo de proyección internacional, autor de obras de teatro ineludibles en el panorama contemporáneo.
  • Rafael Alberti, portuense (1902-1999) unos de los mayores literatos de la Edad de Plata de la literatura española.
  • Vicente Aleixandre, sevillano, (1898-1984) Premio Nóbel de Literatura en 1977.

 

 

Publicado el Deja un comentario

El carácter de los andaluces

chicas disfrutando de la vida

Muchos extranjeros afirman que una de las cosas más típicas de Andalucía es precisamente el carácter abierto y apasionado de los andaluces, con ese sentido del humor, una conversación ágil, y esa filosofía de la vida que les permite encarar los problemas o el futuro con tranquilidad, sin estrés, sin prisas y sin agobios.

El historiador al-Maqqari describía así el carácter de la población autóctona: «Los habitantes del al-Andalus tienen en su conversación una forma de bromear, decir las cosas con determinada dulzura y de dar réplicas tan espontáneas, que reducen al silencio al interlocutor».

El geógrafo al-Zuhrî, refiriéndose a Sevilla en el siglo XII, escribió: «Sus habitantes son amables, elegantes, descarados, insolentes y distinguidos».

 

[su_quote cite=»Paloma San Basilio, cantante» url=»http://www.diariosur.es/andalucia/201602/26/paloma-basilio-pueblo-maravillosa-20160226213555.html»]Es un pueblo con una maravillosa filosofía, que sabe disfrutar de las pequeñas cosas[/su_quote]

 

Nuestro carácter nos señala que cada persona requiere su atención.

 

Las andaluzas y los andaluces nos declaramos enemigos de la prisa y de ese adioh sin el tiempo necesario para un hola, de los saludos sin besarnos, y de los hahta luego sin un después.

No permitimos que nuestra mente viva más en el futuro que en el presente, nunca cambiamos un ahora por un luego, ni dejamos para mañana lo que podemos sentir y vivir hoy. Porque desde que nacemos en esta tierra, sabemos que en este mundo de locos, seas millonario, mendigo, o del montón, cada vivencia requiere su tiempo y cada persona su atención.

Nos vestimos despacio porque tenemos VIDA.

la feria es un lugar donde el carácter andaluz se despliega sin límites

 

Más información:

Publicado el Deja un comentario

Costumbres y tradiciones andaluzas

costumbres tradiciones andalucia

Las costumbres y tradiciones no son solo fiesta (que también) sino historia, antropología, etnografía… En definitiva, esa riqueza cultural y ese pegamento tan necesarios para mantener unidos a los habitantes de un pueblo, comunidad, región o país. 

Costumbres y tradiciones de Andalucía

Lo que más llama la atención a quien se propone estudiar, o simplemente conocer la cultura andaluza, es la gran cantidad de costumbres y tradiciones que se conservan aún cuando su origen se pierde en la noche de los tiempos. Además, la gran mayoría de las manifestaciones culturales cuentan con presencia del flamenco o de la gastronomía tradicional.

[su_note note_color=»#f5fff9″ text_color=»#011605″ radius=»1″]

Índice de contenidos.

1 Ciclo costumbrista andaluz (celebraciones o festividades)

1.1 Lumbres de San Antón
1.2 Carnaval
1.3 Cuaresma
1.4 Semana Santa
1.5 Cruces de Mayo
1.6 Ferias
1.7 Romerías
1.8 Noche de difuntos
1.9 Navidad andaluza

2 Deportes tradicionales

· · 2.1 La Doma Andaluza

· · 2.2 El arrastre de piedras con mulos

· · 2.3 El bolo andaluz

3 De la vida cotidiana

· · 3.1 El Tapeo

· · 3.2 Los pueblos blancos

· · 3.3 Abundantes macetas con flores

· · 3.4 Patios floridos

 

[/su_note]

1 El Ciclo Costumbrista Andaluz.

El Ciclo CostuMbristA Andaluz (expresión aparecida por priMerA vez en https://tipicodeandalucia.com/costumbres-y-tradiciones-andaluzas/) es aquellA sucesión en el tieMpo de fiestas, trAdiciones o costuMbres AndaluzAs vinculAdAs A celebrAciones o festividAdes que se celebrAn una vez año.

Las lumbres de San Antón, Carnaval, Semana Santa… Son  fiestas, tradiciones y costumbres que se celebran una vez al año y en unas fechas determinadas. Estableciendo así la mencionada sucesión cíclica que, como tal, va repitiéndose periódicamente, año a año.

1.1 Las lumbres de San Antón.

 

Lumbre de San Antón en el municipio de Torredonjimeno.
Lumbre de San Antón en el municipio de Torredonjimeno.

La primera parada en el Ciclo Costumbrista Andaluz se hace en las Lumbres de San Antón. En diversas localidades de Andalucía oriental arden unas 50 hogueras durante una noche mágica. Algunas de estas localidades son Jaén, Arquillos, Bedmar, Arjonilla, Jódar, Mengíbar, Quesada, Torredonjimeno, Almería, Chrivel, Armuña y Armilla.

FuenteFiestas para honrar a San Antón – Diario de Sevilla.

Para la preparación de estas hogueras se utiliza sobre todo el ramón (restos de la poda del olivar)  viejos capachos de esparto utilizados en la obtención del aceite (aún impregnados de este) y muebles viejos. En la cima de cada un se dispone un muñeco hecho con ropa vieja, relleno de serrín y paja. En su cabeza, pies y manos se colocan petardos para que estallen al ser alcanzados por las llamas.

Los vecinos se reúnen alrededor para echar al fuego (que todo lo purifica) sus enseres viejos, para bailar danzas típicas de la tierra y para degustar chorizo, morcilla, refrescos y vino.

En época pagana se trataba de un ritual encaminado a ahuyentar de los animales a los malos espíritus, las enfermedades y las plagas. Pero sería asociado a San Antonio Abad con la llegada del cristianismo en el siglo XIII.

Agrupaciones Carnavalescas.

 

La segunda cita dentro del ciclo costumbrista andaluz comienza con el Carnaval. Está claro que el Carnaval no es un fenómeno exclusivamente andaluz, pues también celebra  prácticamente en todo el mundo. En Brasil las escuelas de samba compiten en desfiles de disfraces desbordados de creatividad, pomposidad y espectacularidad. El carnaval canario también destaca por unos disfraces enormes y majestuosos. En Italia la creatividad se expresa a través de las máscaras. En el País Vasco el carnaval cuenta con los desfiles de disfraces de personajes mitológicos y ancestrales de ámbito local. Como vemos, en todos ellos se disfraza la gente.

Entonces ¿Qué tiene de característico el Carnaval andaluz? El Carnaval de los diferentes pueblos y ciudades de Andalucía tiene la particularidad de que la animación no solo recae en la gente que sale disfrazada a la calle, sino también en agrupaciones carnavalescas que, a través de canciones (coplas) ofrecen al público una crónica de actualidad cargada, bien de humor ácido y satítico, o bien de sentimientos como la nostalgia y el arraigo local. Hay cuatro tipos de agrupaciones carnavalescas: Chirigotas, comparsas, cuartetos y coros. Explicar las diferencias entre ellas, dará para otro artículo aparte. Solo indicar, que las agrupaciones carnavalescas andaluzas destacan por sus letras satíricas o sentimentales, elaboradas para, mediante una extraordinaria fuerza poética, despertar en el espectador diversas emociones, la inmensa mayoría risas y carcajadas en la crítica inteligente a asuntos que han ocurrido durante el año anterior o a temas de candente actualidad.

 

El Carnaval es una celebración que en Andalucía tuvo su origen en las clases bajas y humildes, que lo mantuvieron vivo, satiríco y mordaz incluso durante la dictadura, por lo que llegó a hablarse de «los carnavaleros» o «la gente del Carnaval» de forma despectiva.

A parte de las actuaciones de las agrupaciones carnavalescas, también hay cabalgatas de máscaras con entierro de la sardina.

 

[su_note note_color=»#e8fffb» text_color=»#011505″ radius=»4″]

  •    Gastronomía de Carnaval: Tortas de carnaval y cuajada de carnaval. En la zona gaditana el ostión (un tipo de ostra) y el erizo de mar.
  •    Flamenco en el Carnaval: Todas las composiciones carnavaleras gozan de un toque eminentemente aflamencao, sin faltar por su puesto la guitarrra andaluza, y llegando incluso, en determinadas ocasiones, a ser directamente popurrís con tanguillos, alegrías, rumbas o sevillanas.[/su_note]
El Carnaval de Cádiz.

 

Cádiz se transforma durante el Carnaval para una fiesta que, además de las calles de la ciudad, tiene otro punto clave: El Teatro Falla. Por las tablas del teatro pasan todas las chirigotas, comparsas, cuartetos y coros participantes del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas.

Cuaresma

 

La Cuaresma comprende el periodo que comienza el Miércoles de Ceniza y finaliza el sábado anterior al Domingo de Resurrección ¿Y cómo se calcula la fecha del Miércoles de Ceniza?  Pues contando 40 días hacia atrás, sin contar los domingos, desde el Domingo de Resurrección. ¿Y cómo se calcula la fecha del Domingo de Resurrección? El Domingo de Resurrección es el primer domingo después de la primera luna llena de la primavera que, como sabemos, comienza el 21 de marzo. Por tanto, y según el calendario lunar, el Domingo de Resurrección puede ser entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Un viaje por Andalucía durante los días de la Cuaresma hace constatar al visitante que el la afición por la Semana Santa en Andalucía no se manifiesta solo entre Domingo de Ramos y Domingo de Resurreción.

Artesanos imagineros y orfebres ultiman y entregan los encargos que las Cofradías desean tener terminadas para la próxima Semana Santa. Las Casas de Hermandad bullen actividad. Las bandas ensayan en recintos cerrados varias veces a la semana. Los costaleros y hombres de trono ensayan por las calles de pueblos y ciudades cuando llega el fin de semana.

Cofradía o Hermandad: Asociación creada en torno a un momento concreto de la vida de Jesús, o de María, o de algún santo. Durante todo el año realizan diversas actividades, ya sea con fines espirituales o con fines económicos.

Dichas actividades pueden ser colectas de alimentos, colaboraciones (con Cáritas, hogares sociales, y diversas ONGs), charlas, coloquios, mesas redondas, cruz de mayo, caseta de feria, zambomba navideña

Los ingresos económicos obtenidos se destinan en parte a la mejora del patrimonio de la propia cofradía, y en parte a una importante labor social. Incluso, las cofradías más poderosas, patrocinan sus propios hospitales y orfanatos.

Los viernes por la noche, en Baena, son célebres los estruendosos tambores y los misereres que se cantan por los hermanos de las cofradías de los «judíos coliblancos» y «judíos colinegros».

Todos los sábados en Puente Genil tienen lugar los Sábados de Romanos.

Gastronomía de Cuaresma: Con la cristianización de Andalucía tras la conquista castellano-aragonesa, el bacalao se convirtió en el rey de los viernes de Cuaresma, en los que, según la tradición, no se puede consumir carne.

Se trata de un pescado fácil de conservar, económico, sabrosísimo y muy nutritivo, además de prestarse a una gran variedad de platos. Aunque en el mercado puede encontrarse durante todo el año, la mejor época para consumirlo es de diciembre a primavera, de ahí que en las semanas de la Cuaresma se encuentre en su máximo apogeo.

 

Aunque lo restrictivo de la religión ha quedado un poco en segundo plano, es habitual que llegado el viernes, en los hogares andaluces se preparen platos tradicionales como  Buñuelos de bacalao, Andrajos con Bacalao, Bacalao encebollao y  bacalao frito con tomate.

Flamenco en Cuaresma: Gran cantidad de peñas flamencas organizan concursos de saetas.

 

Procesiones de Semana Santa

Aunque en pleno siglo XXI se van desprendiendo cada vez más de su caracter religioso para ir convirtiéndose en un espectáculo de masas, las procesiones de Semana Santa son una de las celebraciones que con más fervor y espectación se esperan en Andalucía.

Uno de los factores que hacen atractiva y poderosa a la Semana Santa es que, al margen de sus valores culturales o religiosos, ensalza valores humanos universales como la paciencia, la paz, el amor y, sobre todo, la ESPERANZA.

Durante muchos meses antes, los músicos preparan sus marchas musicales, los portadores de los tronos preparan coreografías para coordinarse con los músicos, y las juntas de gobierno planifican a conciencia cómo mejorar los valiosos pasos o tronos procesionales y cómo coordinar los cientos o miles de participantes en cada procesión. Tan minuciosa preparación da lugar, cuando llega la Semana Santa, a una explosión de música, color y personalidad barroca andaluza que atrae a las calles a propios y extraños.

Ya sea por sentimiento religioso, y símplemente por tradición familiar que ha ido pasando de generación en generación desde tiempo inmemorial, esta larga espera hace que para la gran mayoría de los cofrades, el día de su estación de penitencia es el más importante del año. Más importante que Nochebuena o Nochevieja. Más importante que el propio cumpleaños y más importante que el día grande de las fiestas patronales.

Es típico de Andalucía en Semana Santa preparar torrijas, pestiños, leche frita, arroz con leche, churros con chocolate y buñuelos. Recetas todas que han sobrevivido desde Al-Andalus hasta la actualidad.

Gastronomía de Semana Santa: Potaje de Semana Santa,

Flamenco en Semana Santa:

Cruces de Mayo

Una celebración en alza. En las calles se colocan cruces de 1 o 2 metros de altura engalanadas con flores.

Cruz de mayo cubierta de flores en el mes de mayo - Tradición de Andalucía
Cruz de mayo cubierta de claveles rojos.

Gastronomía de Cruces de Mayo: El tapeo se traslada de los bares habituales a las barras de bar que colectivos y asociaciones montan junto a su cruz de mayo.
Flamenco en Cruces de Mayo.

Ferias

De entre todas las tradiciones andaluzas, podría decirse que las ferias son las más festivas. Surgieron hace siglos como mercados de compra y venta de ganado en torno al patrón de cada localidad. Dicha actividad ganadera ha quedado relegada en la actualidad a un papel secundario, para consagrar a las ferias como eventos meramente lúdico-festivos. Se celebran en un recinto feria que cuenta con zona de casetas (gestionadas por muy diferentes colectivos, asociaciones y cofradías) y zona de atracciones.

También es costumbre acudir a la feria con la indumentaria tradicional de Andalucía.

Las casetas son un bar provisional que se monta solo para los días de feria, donde socios, simpatizantes y visitantes pueden disfrutar de una amena charla, o de unos bailes por sevillanas, todo ello acompañado de platos combinados, tapas y bebidas propios de la gastronomía de Andalucía.

 

Flamenco en feria:

Gastronomía de Feria:

⇒ Cartucho de camarones: Los camarones son como gambas en miniatura y pueden comerse enteros, incluida la cabeza. En la feria se venden dentro de un cono hecho con papel, denominado cartucho.

⇒ Bebidas típicas de las ferias andaluzas:

· Tinto de verano: Mezcla suave realizada con vino tinto y gaseosa de limón.

· Manzanilla: Emblemático vino blanco andaluz presente en todas las casetas de la feria.

· Mojito: Combinado de origen cubano que en los últimos años ha llegado con una fuerza arrolladora a los recintos feriales, instalándose puestos de venta especializados, y barras específicas en numerosas casetas.

· Rebujito: Combinado que se sirve muy frío, hecho con vino blanco y seco (generalmente   manzanilla) con Seven Up. Es una bebida hidratante ideal para los días de calor.

· Sangría: Mezcla suave realizada con vino tinto, zumo de limón, zumo de naranja, gaseosa y azúcar, aunque esta receta tiene algunas variantes.

 

 

Romerías

Tal y como ocurre con las procesiones de Semana Santa, el sentimiento religioso está dando paso a la manifestación cultural colectiva. Participan, agrupados en peñas o cofradías, peregrinos a pie y caballistas, muchos de ellos ataviados con el traje típico de Andalucía. Durante el peregrinaje también se acompañan de vistosos estandartes y carruajes engalanados tirados por bueyes. El recorrido suele ser una larga caminata acompañada de cantes y bailes tradicionales en Andalucía.

La más multitudinarias es la Romería del Rocío, y la más antigua de la La Virgen de la Cabeza.

Gastronomía de romerías:

Flamenco en romerías:

Noche de difuntos

El 31 de octubre siempre fue en Andalucía noche de espiritualidad, de reflexión y de recuerdo doloroso hacia quienes ya no están.

Gastronomía de difuntos: La noche de difuntos es en Andalucía un doloroso y sentido recuerdo que intenta endulzarse en familia con reuniones en torno las castañas asadas y la repostería tradicional de «Todos los Santos», como las gachas con picatostes, los buñuelos, los hornazos, los borrachuelos y los huesos de santo.

El 1 de noviembre se visitan los cementerios y las tumbas se engalanan con flores y coronas.

Un Halloween cada vez más arraigado llena de pequeños monstruos los colegios, pubs y discotecas de Andalucía, celebración que cuenta con apasionados y detractores a partes iguales.

Por cierto, los yankis no han inventado nada nuevo haciendo farolillos con las calabazas. Según los etnólogos, durante la época pagana (antes del Imperio Romano) en muchos pueblos del oriente andaluz ya se hacían farolillos ahuecando melones con intención de colgarlos en el dintel de la puerta para ahuyentar malos espíritus.

Vecinos de Torredelcampo renuevan la tradición de los farolillos con melones.

Farolillos de melón arraigados en Andalucía oriental.

Costumbres navideñas en Andalucía.

Como otras costumbres, tradiciones y celebraciones, la Navidad no es un fenómeno exclusivamente andaluz, pero sí posee una serie de rasgos que en Andalucía la hacen diferente al resto.

Iluminación Urbana y animación callejera: La caída de la noche da paso a iluminaciones deslumbrantes con miles de bombillas y enormes árboles de Navidad. Durante todo el día hay exposiciones de belenes, y villancicos en la megafonía.

Flamenco de Navidad: La Zambomba Flamenca está declarada bien de interés cultural de Andalucía, es la fiesta en la que andaluzas y andaluces se reunen para cantar villancicos flamencos (el carbonero). Se organizan zambombas flamencas en peñas, pubs y bares. Y, si el clima lo permite, en calles y patios donde se concregan los vecinos, que pueden ser desde unos poquitos hasta una multitud. La Zambomba flamenca tiene una diferencia evidente con el resto de las fiestas flamencas, y es que se trata de una celebración con un marcado carácter participativo. Mientras que en el resto de fiestas flamencas prevalece una clara segmentación grupal entre actores o protagonistas (cantaore/as, tocaores y bailaores/as) en las zambombas flamencas todo el mundo puede participar cantando, tocando algún instrumento o simplemente acompañando a las palmas.

De esta forma pierde el carácter individual del cante flamenco, para convertirse en un canto a coro al que se dota de un aire aflamencado. Este cambio ha propiciado el que los villancicos suenen tan flamencos, de manera que muchos aficionados mantienen que van camino de convertirse en un palo más dentro del flamenco, como le ocurrió a la saeta.

Aunque las zambombas más reconocidas se encuentran en Jerez y Sevilla, Andalucía entera  cantado a la Navidad con villancicos flamencos. De hecho, también son muy populares los villancicos por verdiales en Málaga, los campanilleros de Pozoblanco, y los estilos propios de Torredelcampo y Andújar, los de Huelva y las cuadrillas almerienses de los auroros o los aguilanderos.

Gastronomía navideña: Al igual que la de Semana Santa, heredada de Al-Andalus, aunque en este caso compuesta por repostería propia de las fechas como mantecados, alfajores, roscos de anís, cortadillos de cidra y hojaldradas.

Cabalgatas de Reyes Magos: Si bien es cierto que cabalgatas de Reyes Magos se celebran también en casi todas las localidades de España, en Andalucía está aún más justificado por dos motivos:

  1. La cabalgata de Reyes Magos de Granada es la más antigua de España, datando del 5 de enero de 1912. Pocos años después esta celebración se extendió a Sevilla y algo más tarde comenzaron a celebrarse por toda España.
  2. La Biblia los menciona Magos y estos, según recientes estudios, provenían del extremo más occidental del mundo conocido, es decir, Tarsis (mencionada en numerosas ocasiones en la Biblia) es decir, Tartessos, civilización cuyos límites geográficos llegaron a coincidir más o menos con los de la actual Andalucía. Es más, aún hoy día, existe la aldea de Tharsis, a poco más de 50 kms. de Huelva.

 

Deportes tradicionales

Actividades lúdicas y competitivas que, al igual que las celebraciones, se han transmitido de generación en generación y se han practicado de forma importante.

La Doma Andaluza

 

Una expresión más de las tradiciones y costumbres de Andalucía es la forma tan singular y particular de domar los caballos y montarlos. Su nombre tradicional fue «Doma Andaluza» hasta que en 1978 pasó a denominarse «doma vaquera» (ya se sabe que lo andaluz no puede existir /ironic mode off). La forma de monta andaluza se denomina «Monta a la jineta» y procede de los jinétes íberos y cartagineses que, en dominios del río Guadalquivir, iban perfeccionando la raza del Caballo Andaluz. Es la misma monta que hoy utilizan los ganaderos y trabajadores del campo andaluces para el traslado del ganado bovino.

La Competición:

El arrastre de piedras con mulos

  • Reglamento
  • Los Palacios, Gines, Aznalcázar, Rota, Torrox, Carmona, Jerez de la Frontera, Pilas, Estepa, Puerto Moral, Gelves, Umbrete, Fernán Núñez…

El Bolo Andaluz

Si consideras que en este apartado falta alguna costumbre o tradición destacable, por su arraigo o singularidad, no dudes en escribirlo en los comentarios y se incluirá en breve.

 

Patios floridos

Para seguir profundizando en las costumbres y tradiciones de Andalucía puedes entrar al

blog
Publicado el 3 comentarios

¿Conoces a Las Turroneras? Las minibailaoras del momento.

Seguro que tú también has sido uno o una de los miles y miles de usuarios de redes sociales que ha visionado en los últimos días el vídeo de Las Turroneras. Las miniflamencas que inundan el tablao flamenco de Casa Patas con su garra y su desparpajo.

Desde que el Instituto Flamenco La Truco publicó el vídeo, las visitas comenzaron a subir como la espuma. De esta forma se registraron decenas de miles de reproducciones.

Las Turroneras: La Utrerana, La Polaca y La Pulga.
Las Turroneras durante su pleno apogeo en el escenario

Estas pequeñas artistas de entre 8 y 10 años son alumnas de la academia que fundó y dirige una reconocida bailaora. Eliezer Pinillos ‘La Truco’, hija del cantaor andaluz (concretamente de Barbate) José ‘El Truco’.

 [su_spacer]
Las Turroneras

 

Las jóvenes protagonistas del video son Claudia ‘La Utrerana’, Paola ‘La Polaca’ e Itziar ‘La Pulga’. Han formado un pequeño grupo al que denominan ‘Las Turroneras’. Y se están convirtiendo en la sensación flamenca del momento.

 

Claudia ‘la Utrerana’ y su abuelo Paco ‘el Carbonero’

 

De tan solo 10 años y nacida en Madrid. Pero lleva el duende en sus venas gracias a su abuelo Francisco Coronilla, más conocido como Paco ‘el Carbonero’.

Él nació en Utrera y se crió en la calle Álvarez Quintero. Siempre ha llevado el legado de su localidad natal en su alma. Vivió de cerca la época dorada del flamenco en Utrera, convirtiéndose en guitarrista y posteriormente haciendo sus pinitos como cantaor. De entre todos los artistas de su Utrera natal, siempre tuvo debilidad por Bambino y fue capaz de transmitir a sus hijos y nietos la personalidad propia y andaluza del flamenco utrerano.

De Utrera a más no poder, como puede verse. Pero instalado en Madrid desde joven (en la década de los 70) inyectó en su hija la esencia del flamenco.

«Mi hija siempre ha parecido una artista nacida en Utrera porque siempre estaba escuchando música flamenca, y eso se lo ha terminado inculcando a mi nieta», explica Francisco a diversos medios de comunicación.

Un día, cuando Paco estaba en casa ensayando una bulería, observó cómo su nieta Claudia, con solo dos añitos. Seguía el ritmo a la perfección y de una manera natural. «Su arte originalmente no era el flamenco, porque siendo pequeñísima bailaba para comérsela como Michael Jackson. Y es que tiene tanta creatividad que incluso baila por bulerías como Michael Jackson que ha sido el tío con más ritmo del mundo», explica, entre risas, Paco ‘el Carbonero’.

«El arte de mi nieta es una cosa de la que se tenía que enterar toda Utrera, porque mi pueblo es lo que más quiero del mundo y yo quería que fueran los primeros en resaltar esta noticia. Estoy colapsado de llamadas de mi gente de Utrera. Es una noticia muy valiosa para el flamenco y para el flamenco de Utrera, estas tres niñas han transmitido algo que no pueden muchos bailaores».

 

Pasado, presente y futuro del flamenco

 

Claudia 'la Utrerana' desenvolviéndose con soltura sobre el tablao flamenco de Casa Patas.
Claudia ‘la Utrerana’ desenvolviéndose con soltura sobre el tablao flamenco de Casa Patas.

Ahondando en la repercusión del citado vídeo en el que su nieta, vestida completamente de rojo, aparece bailando en segundo lugar, el utrerano manifiesta a los medios:

«Supone una enorme noticia para el flamenco y, por tanto, es el momento de apoyar a estas promesas que están montando un lío tan grande, y lo que sale en el vídeo es solo una tontería comparado con el dominio que tienen del baile, ya que sobre el tablao parecen profesionales».

El futuro del flamenco está más que garantizado con la aparición de estas tres pequeñas artistas. Son capaces como nadie de derrochar toneladas de talento, duende y desenvoltura zapateando sobre un escenario. Lugar que intimida a algunos artistas, pero que parece no achantar a estas tres jóvenes promesas. En aquella velada concreta generaron una conexión emocional flamenca que ha propiciado que este vídeo se esté compartiendo a destajo.

Además de la Utrerana, la Polaca y la Pulga, en aquel fin de fiesta organizado por la academia el pasado 6 de mayo de 2017, también intervinieron los siguientes bailaores adultos: Mariana Darias, María Farelo, Christian Pérez, Maite Maya, Chelo Pantoja y Cristian Rubio ‘El Truco’. Acompañaron Antonio Españadero al toque y Omar Acosta en la flauta. Todos ellos y ellas en esta actuación inconmensurable que pasará a los anales de las redes sociales.

¡No te pierdas el famoso vídeo!

 

Las Turroneras consiguen el pase de oro en Got Talent.

Actualización 28/01/2018

Apoteósico fue el paso de las Turroneras por el conocido programa «cazatalentos» de Telecinco.

Claudia, Paola e Itziar, con la sensacional incorporación de Candela (brillante, la pata que le faltaba a la mesa) consiguieron el primer «botón de oro» mundial, es decir, cuatro miembros del jurado a la vez otorgando un pase directo.

Aquí el emocionante vídeo en la web de Telecinco.

¡Enhorabuena a las Turroneras!

Publicado el Deja un comentario

Diáspora: Cataluña, Euskadi, Madrid, Argentina, Francia…

Se conoce como diáspora andaluza la dispersión de los andaluces que, por uno u otro motivo (en su inmensa mayoría por motivos laborales) dejaron su tierra para emigrar a otros lugares alrededor del mundo. Muchos de ellos sienten un apego especial a su Andalucía, razón por la que mantienen férreos vínculos con ella y se definen como andaluces a pesar de llevar años fuera. Estos vínculos les llevan incluso a crear asociaciones, comunidades o «casas» de Andalucía en aquellos territorios donde viven.

diaspora andaluza andaluces por el mundo cataluña madrid euskadi

Antecedentes

 

El inicio de la diáspora andaluza comenzó en siglo XVII consecuencia de la expulsión decretada por Felipe III de España tras la Revuelta de las Alpujarras entre 1568 y 1571. La inmensa mayoría de los expulsados acabaron en los territorios del norte de África (Marruecos, Argel, Túnez)

Ya en 1841, Un singular y destacable caso de arraigo andaluz se dio en el Estado de Alabama (Estados Unidos) donde andaluces fundaron un municipio con el nombre de Andalusia. En la actualidad cuenta con 9000 habitantes, aunque son estadounidenses sin ascendencia andaluza.

La diáspora andaluza en la actualidad

 

En 2016, según consta en el Registro Oficial de Comunidades Andaluzas, existían un total de 367 asociaciones andaluzas oficialmente reconocidas. Los territorios con mayor número de ellas eran principalmente Cataluña con 161 de ellas, Valencia con 56, Comunidad de Madrid con 33, República Argentina con 23 y Francia con 11.

Como ser social, allá donde se instalan andaluces, aprenden de la cultura local y se integran rápidamente en la misma, pero a su vez impregnan la cultura local de la suya propia, de su folclore, de su gastronomía, del flamenco… propiciando a veces fusiones multi-culturales inter-comunidades.

Aurresku flamenco con guitarra andaluza interpretado en Berriozar por la bailaora María Legarda Andueza el dantzari Aitor Oteiza.

Aurresku interpretado por bailaora y dantzari en una boda entre una vasca y un andaluz en Zarautz.

Fiesta rociera en Vilvoorde – Bélgica.

Apoteosis chirigotera de la diáspora andaluza en Barcelona

Actuación del Centro Cultural Andaluz de Errenteria

Celebración del Día Nacional de Andalucía en Chile.

https://www.youtube.com/watch?v=EURYbBEENfE

Muestra Anual Flamenca organizada por la Agrupación Andaluza de Rosario

2011

 2012

 

 

Más información acerca de la diáspora andaluza:

 

Agrupación Andaluza de Rosario:
https://www.facebook.com/agrupacionandaluza/

Federación de Asociaciones Andaluzas en la República Argentina:
https://www.facebook.com/federaciondeasociacionesandaluzasargentina/

Blog Guadalinfo para andaluzas y andaluces por el mundo:
http://comunidadesandaluzasenelexterior.blogspot.com.es/

Centro Cultural Al Andalus de Arrasate:
https://www.facebook.com/alandalusgipuzkoa/

Celebración del Día Nacional de Andalucía en Chile:
http://www.andalucia.cl/celebraciones/dia_nacional_andalucia_2017/dia_andalucia_2017.php

Hermandad del Gran Poder y Macarena de Madrid, fundada por andaluces:
http://www.granpoderymacarenademadrid.org

Memoria del I Encuentro Mundial de Jóvenes Andaluces por el Mundo.
http://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/memojovenes.pdf

La diáspora andaluza – La Arbonaida.
http://alboraida.blogspot.com.es/2006/09/la-dispora-andaluza.html

Peña Al Andalus Flamenco Centrum en Bélgica.
http://www.alandalus.be

 

Publicado el Deja un comentario

Bailes, cantes y toques tradicionales: El Flamenco y su esencia.

toque cante y baile tradicional flamenco andalucia

El flamenco está compuesto por diferentes estilos de toques, cantes y bailes con origen en Andalucía, aunque en la actualidad se ha convertido en un arte universal. Sobre todo desde que en todos los confines del planeta comenzaron a aparecer academias de danza flamenca¹ y la UNESCO nombró al flamenco, en 2010, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.²

El mestizaje cultural y social que se dio en Al-Andalus en el siglo XV (andalusíes, musulmanes, judíos y gitanos) propició la creación y aparición del flamenco.

toque cante y baile tradicional flamenco andalucia

 

Índice

1. Etimología.

1.1. Cante hondo o cante jondo.

2. Historia del flamenco.

2.1. La internacionalización.

2.2. Protestas durante la dictadura contra la apropiación del flamenco.

3. Palos del flamenco.

3.1. Clasificación.

 

 

 

1. Etimología.

 

Según los estudios del notario, político y padre de la Patria Andaluza, don Blas Infante, el término «flamenco» proviene de la expresión andalusí fellah min gueir ard (فلاح من غير أرض), que significa «campesino sin tierra». Muchos moriscos (musulmanes obligados a bautizarse en 1502) desposeídos de sus tierras, se integraron en comunidades gitanas con las que compartían su condición de minoría étnica al margen de la cultura dominante.

Don Blas Infante afirmó en su libro Orígenes de lo Flamenco y Secreto del Cante Jondo que en aquel caldo de cultivo debieron nacer los bailes, toques y cantes flamencos, como manifestación del dolor que ese pueblo sentía por la aniquilación de su cultura. O dicho de otra forma, la conquista castellano-aragonesa empujó a los moriscos a integrarse en la solidaridad gitana.

Después, y en la misma dirección apuntó la teoría de otro estudioso como el Padre Patrocinio García Barriuso. Este escribió en su libro La Música Hispanomusulmana en Marruecos (1941) que fellah-mangu en Marruecos significa «canto de los campesinos».

Asimismo, el arabista Luis Antonio de Vega aporta las expresiones felahikum y felah-enkum, como portadoras del mismo significado.

 

1.1. Cante jondo o cante hondo

 

Según el diccionario de la RAE, el «cante hondo, o cante jondo» es «el más genuino cante andaluz, de profundo sentimiento». El hecho de recoger como equivalentes las expresiones «cante jondo» o «cante hondo», ratifica que el término «jondo» no es más que la forma linguística andaluza de la palabra «hondo».

 

2. Historia del flamenco

 

Siglo XVI:

Según la tesis doctoral del investigador andaluz Norberto Torres, y del profesor Javier Suárez-Pajares, hay una guitarra popular andaluza que antecede a la guitarra flamenca.

La zambra.

Se trata de una danza flamenca típica de las zona de Granada (sobre todo en Sacromonte) y Almería, que ha pervivido hasta nuestros días. Se cree que es el resultado de la evolución de anteriores (protoflamencas) danzas andalusíes. La zambra si vio obligada a ser practicada en la clandestinidad durante la época de la Inquisición, ya que fue considerada como una danza indecente.

Siglo XVIII. Primeras referencias de cantaores.

El cantaor flamenco profesional más antiguo del que se tienen referencias, concretamente de 1770, es «Tío Luis de la Juliana», natural de Jerez de la Frontera. A parte de cantaor flamento, era aguaor, así que se especula sobre si en su ir y venir para llevar agua hasta Jerez iba practicando su cante, o cuando llegaba a su destino pregonaba su trabajo utilizando su cante. Ambas opciones le permitirían perfeccionar su técnica.

 

2.1. La internacionalización.

 

La primera edad dorada de oro del flamenco tuvo lugar cuando flamenco salió de Andalucía, concretamente a finales del siglo XIX. De todas las ciudades importantes, los bailes, toques y cantes flamencos dieron el salto a los cafés cantantes de Madrid y de otras importantes ciudades. Era la época de Juan Breva, cuyo cante fue el primero en registrarse en un soporte sonoro. De Manuel Torre, y de Antonio Chacón, quien fue rebautizado por el pueblo con don Antonio Chacón y como el Papa del Cante.

En los años 20 sobrevino la decadencia de los cafés cantantes pero tuvo lugar otra aparición que también supuso un importante espaldarazo para el flamenco: La ópera flamenca. Esta tenía lugar en plazas de toros y teatros y surgió como una mera estrategia económica de sus promotores. La ópera tributaba un 3% y el resto de espectáculos artísticos un 10%. El flamenco se volvió un espectáculo comercial, se profesionalizó y comenzó a interpretarse en numerosas ciudades del mundo.

Una fecha de recuerdo obligatorio fue 1922, por suponer el primer intento de dignificación y retorno del flamenco purista. Todo ello merced al Concurso de Cante Jondo de Granada. No tuvo mucha repercusión ni eco mediático, pero como impulsores y patrocinadores, estuvieron dos indiscutibles figuras del arte: Manuel de Falla y Federico García Lorca. En su pretensión de reunir a cantidad de genios de diferentes disciplinas, entre el público estuvieron invitados algunos como el insigne guitarrista linarense Andrés Segovia, y los pintores Zuloaga, Rusiñol y Manuel Ángeles Ortiz.

Organizadores e invitados del Concurso de Cante Jondo de 1922
Organizadores e invitados del Concurso de Cante Jondo de 1922

Allí triunfaron Diego El Tenazas y un niño de 13 años llamado Manuel Ortega que recibió un premio especial y años más tarde fue conocido como Manolo Caracol.

 

 

2.2. Protestas durante la dictadura contra la apropiación del flamenco.

 

El Franquismo adoptó al flamenco como el principal símbolo de la identidad nacional española, ya que, fundamentalmente para atraer turismo y proyectar una imagen al exterior, este régimen supo apropiarse de un folclore que hasta el momento había sido asociado únicamente a la cultura andaluza.

Sin embargo, aquella meticulosa operación de marketing despertó no pocas protestas entre cantaores y compositores. Estos crearon numerosas letras reivindicativas a favor la esencia andaluza de los bailes, toques y cantes flamencos. En este sentido destacan José Menese y el letrista Francisco Moreno Galván, Lole y Manuel, Enrique Morente, Manuel Gerena, El Lebrijano, El Cabrero, el Piki o Luis Marín, entre muchos otros.

Aquellas reivindicaciones de lo andaluz se fueron desinflando a medida que el flamenco se se fue convirtiendo en un arte globalizado. Al mismo tiempo, fue institucionalizando hasta llegar al punto de que la Junta de Andalucía creó en 2005 y Instituto Andaluz del Flamenco y dos años después se atribuyó “la competencia exclusiva en materia de conocimiento, conservación, investigación, formación, promoción y difusión”.

Afortunadamente, y medio siglo después, cualquiera con un mínimo de información sobre la cultura flamenca sabe que los bailes, cantes y toques típicamente andaluces ya se desprendieron hace tiempo de aquella pátina reaccionaria y retrógrada con la que fueron impregnados durante la dictadura.

Los bailes típicos de Andalucía destacan por la pasión que desprenden sus bailaoras y bailaores.
Los bailes típicos de Andalucía destacan por la pasión de sus bailaoras y bailaores. En la imagen Cynthia Cano.

 

3. Variedades de bailes, toques y cantes.

 

Se denomina palo a cada una de las variedades tradicionales del flamenco. Cada palo tiene:

  • Su propio nombre.
  • Unas características musicales únicas que se llaman «claves» o «modos».
  • Unos esquemas rítmicos llamados «compás».
  • Una progresión armónica determinada.

 

Los palos pueden clasificarse siguiendo varios criterios según sea su:

  • Compás.
  • Carácter serio o festero.
  • Jondura.
  • Origen geográfico, etc.

 

3.1. Clasificación alfabética de los palos del flamenco

 

Marcados con una ⇒ los más básicos

Alboreá | Alegrías | Bambera | Bandolá | ⇒ Bulerías | Cabales | Campanilleros | ⇒ Cantiña | Caña | Caracoles | Carcelera | Cartagenera | Chufla | Colombiana | Copla andaluza | Corríos | Debla | Fantasía | ⇒ Fandango | Fandanguillo | Farruca | Galeras | Garrotín | Granaína | Guajira | Jabegote | Jabera | Jota flamenca | Liviana | Malagueña | Mariana | Martinete | Media | Media Granaína | Milonga | Mineras | Mirabrás | Murciana | Nana | Petenera | Polo | Romance | Romeras | Rondeña | Rumba | Saeta | Seguiriya o Siguiriya | Serranas | Sevillana | Soleá | ⇒ Tango | Tanguillo | Taranta o Taranto | Tientos | Toná | Trillera | Verdiales | Vidalita | Zambra | Zapateado | Zorongo

 


Referencias

 

1. Hay más escuelas de flamenco en Japón.

2. Junta de Andalucía.