El fenómeno antropológico de la Romería del Rocío

Sharing is caring!


Interminables cortejos de carrozas tiradas por bueyes engalanadas con decoración floral se dan cita en la aldea de El Rocío, del municipio de Almonte, dando lugar a la mayor peregrinación del Mundo. La Romería del Rocío se encuentra en plena ebullición cuando una inmensa multitud de peregrinas y peregrinos hacen el camino durante varios días a través de senderos milenarios que transcurren por el espectacular Parque Natural de Doñana. Pueden hacerlo a pié, a caballo, o en carreta. Muchas y muchos de ellos con el traje típico de Andalucía.

ARTÍCULO EN FASE DE ELABORACIÓN

PERDONA LAS MOLESTIAS

Junto al tamborilero, que va tocando el tamboril y la flauta rociera, el cohetero y el resto de los miembros de la Cofradía engalanando el paraje natural de flores, lunares y vítores a la Blanca Paloma y a la Estrella de la Mañana.

Por la noche se monta el campamento, se bebe, se canta y se baila al son de panderetas y guitarras flamencas. Y después se descansa para continuar el duro trayecto al día siguiente.

Nadie duerme el domingo por la noche. Los almonteños eufóricos abarrotan la ermita y saltan la reja que custodia a su Diosa para pasearla por su aldea. Y el mundo entero está ahí, a su alrededor, con videocámaras, velas, antorchas y bengalas. Para participar o para observar al detalle todo el ritual.

Al igual que durante la Semana Santa, que tuvo lugar dos meses antes, alegría, lágrimas, canto, silencio jolgorio, suspiros, promesas, sacrificio, fiesta… Expresiva mezcla de sentimientos encontrados y éxtasis para los sentidos. Se constituye así un multitudinario fenómeno típico de Andalucía que ha sido objeto de múltiples estudios sociológicos y que hasta el Papa Juan Pablo II quiso presenciar el 14 de junio de 1993.

¿Se trata de un rito ancestral que se pierde en la noche de los tiempos? Tiene toda la pinta. Y es que ya se sabe que una de las grandezas de las tradiciones andaluzas consiste en tener la fuerza necesaria para resistir a lo largo de los milenios, más allá de invasiones, persecuciones y prohibiciones.

Índice de contenidos

1 El pasado religioso tartésico-fenicio de Andalucía

2 ¿En qué fecha cae la Romería?

3. El momento cumbre de la Romería.

3 Cómo ver en directo la Romería

4 Recomendaciones para novartos en El Rocío

1 El pasado religioso tartésico-fenicio de Andalucía

No se pretende sentar cátedra con este apartado, ya que no es el propósito del mismo ni de este blog. Pero sí es incuestionable que en el siglo X antes de Cristo (estamos hablando de hace 3000 años) llegaron a las costas de la Andalucía Occidental los fenicios, un pueblo semita cananeo que navegó por el Mediterráneo desde Tiro, (al sur del actual Líbano) a 21 kilómetros de Israel, fundando colonias en distintos lugares y expandiendo su religión politeísta entre la población tartésica autóctona.

Mientras que los pueblos celtas del norte basaban sus rituales en implorabar y rogar a sus dioses que la naturaleza fuese benévola con ellos, los primitivos andaluces agradecían alegremente a sus dioses la benevolencia de la naturaleza.

Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_Andaluc%C3%ADa#Edad_Antigua
http://www.galeon.com/juliodominguez/2001/astare.htm
http://www.cosasdeandalucia.com/web/index.php?option=com_content&view=article&id=331:mas-de-2000-anos-de-magia-marismena-el-rocio&catid=16:sede-identidad&Itemid=50
http://www.bonaresdigital.es/astarte-la-diosa-andalucia/
http://hermandaddejaen.blogspot.com.es/2007/06/semblante-andaluz-celebr-su-romera-del.html
http://elcorreoweb.es/andalucia/seis-curiosidades-de-donana-KM907059
plg
http://habladehuelva.com/romeria-del-rocio
http://www.ugr.es/~pwlac/G13_05RosaMaria_Martinez_Moreno.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Romer%C3%ADa_de_El_Roc%C3%ADo
En Tartessos, más allá del Estrecho de Gibraltar, los fenicios fundaron Gádir, lo que hoy es Cádiz, y continuaron subiendo por el cauce del río Guadalquivir hasta llegar a lo que hoy en día es la ciudad de Sevilla. En un islote formado entre dos brazos del río crearían una factoría comercial. Esta pequeña isla estaría en el área de lo que hoy es la Plaza de El Salvaldor, Cuesta del Rosario y Plaza de la Pescadería, a tan sólo 250 metros del Ayuntamiento de la Ciudad Hispalense.
A los pies de la Virgen del Rocío una media luna (símbolo de Astarté) flanqueada por dos estrellas tartésicas.

A los pies de la Virgen del Rocío una media luna (símbolo de Astarté) flanqueada por dos estrellas tartésicas.

 
Según la leyenda/mito, el que cruzó por primera vez el Estrecho y fundó dichas ciudades fue un navegante fenicio de nombre Melkart, cuyo nombre en griego era Heracles y al cual, posteriormente, los romanos llamaron Hércules. Su elevación a semidios vino por su enorme proeza de “separar las dos columnas” (el Peñón de Gibraltar y el Monte Hacho) y crear una nueva comercial, ampliando los horizontes de Occidente. Además, se le fueron añadiendo proezas como la de los rebaños de Gerión gracias a su actividad comercial y aventuras en lo que hoy es Andalucía.
 
Esta es la razón por la que en el escudo de Cádiz y el de Andalucía vemos a Hércules con dos sus columnas, por la que en el actual escudo de España vemos dos columnas sobre el agua, o por la que en el Ayuntamiento de Sevilla y en la Alameda de Hércules vemos la estatua del héroe clásico labrada en una piedra ya deteriorada. En la antigüedad, el Estrecho de Gibraltar era conocido como “Las Columnas de Hércules”, enclave cuya la importancia geográfica está fuera de toda duda.
Astarté (Ashtart para los fenicios, Ishtar para los mesopotámicos e Isis para los egipcios), asociada a la Luna, diosa de la fecundidad, de la guerra, de la caza, patrona de los navegantes, y representada con una media luna a los pies (otras veces como una paloma blanca) era una deidad fenicia que se incorporó a la religión tartésica gozando de una inaudita devoción por parte de la población local. Era identificada con el planeta Venus que también es llamado “lucero del alba” o “estrella de la mañana“.
 
De su representación en Sevilla destaca un estatua encontrada en el Carambolo (Camas) y el bronce Carriazo, ambos expuestos con gran acierto en el Museo Arqueológico Provincial de Sevilla. Muy poco sustentada, pero sí muy curiosa, es la historia de que Melkart-Hércules pretendió seducirla marchando al otro lado del río, y yendo tras ella fundó Sevilla.
 
Gran cantidad de historiadores sitúan un templo a la diosa Astarté donde ahora se encuentra la Ermita de El Rocío, en Huelva, donde cada año acuden miles de peregrinos que se amontonan en torno a la Virgen del Rocío para verla, intentar tocarla o para acercarle a sus niños. Recordar que la asociación fenicios/niños no es disparatada, ya que esta civilización adoraba al dios Moloch, a quien se ofrecían sacrificios humanos de niños y sus cremaciones. El culto a Moloch se encuentra prohibido por la Sagrada Biblia y se identifica con la entrega de niños a esta deidad.
Parece aflorar así un paralelismo entre pasado religioso fenicio de la zona con la religiosidad popular actual.
 
La Biblia hebrea asocia a Astarté como el complemento femenino del Dios Baal (Dionisio o Baco posteriormente) representado a veces con un yelmo con cuernos o como novillo, lo que lo relaciona con el toro o el buey. Ante este dato es inevitable pensar en las extensas explotaciones ganaderas de estos animales en las marismas de Huelva.
Bueyes en el Rocío

El Dios Baal era representado en Tartessos como un yelmo con cuernos.

El modo de adorar a la diosa Astarté era bebiendo. De este modo se aseguraban las buenas cosechas y la fertilidad de las hembras infértiles. Muchas jóvenes, recién casadas, acudían a la romería para que la Diosa les hiciera engendrar su primer hijo, fuerte y saludable, bajo una de las carretas.
 
El culto a Astarté y Baal, con cuernos y con forma de buey, toro, o de cabra, que luego la Iglesia ha demonizado con el macho cabrío, se realizaba en romerías o aquelarres. Hombres y mujeres caminaban desde sus pueblos hasta el lugar de culto, bebiendo y cantando a la luz de las candelas, hasta caer rendidos al amanecer. Debemos tener claro que hace 3000 años no hacían esto por vicio, sino como su forma de adorar a una diosa e imbuidos en un fervor religioso.
 
Con mayor o menor participación, jamás se ha dejado de adorar a la Diosa Madre sin celebraciones festivas con bebidas de la tierra. En la actualidad, vino fino, manzanilla y rebujito. De esta forma el cristianismo del Bajo Imperio hasta nuestra época se ha adaptado a aquel fenómeno de masas. O, dicho de forma académica, fue imprescindible el sincretismo religioso para conseguir conciliar doctrinas diferentes.
 
Tanto Astarté (también considerada diosa de la Luna) como la misma Virgen del Rocío tienen la media Luna a sus pies. No sería descabellado pensar entonces que quizá el cristianismo andaluz actual haya adoptado ciertos elementos de Astarté en la configuración divina de la Virgen María.
 
Otro punto curioso radica en las ofrendas (aproximación) de niños pequeños a la Virgen del Rocío, procedimiento que bien podría haberse llevado a cabo con Astarté para que los bendijese como futuros jóvenes fuertes y sanos. Es común, en la aplastante e inmensa masa humana de la procesión anual del Rocío, ver a padres elevando a sus hijos pequeños por encima de la multitud sólo por la superstición de conseguir acercarlos un poco a la sagrada imagen para que los bendiga.
Y respecto a Baal, el buey “esposo de la diosa”, está palpable que también recibe en la romería un trato preferente, siendo debidamente adornado. En algunos casos le colocan al buey varios kilos de orfebrería y costosas ropas bordadas que incluyen un cinturón tradicional.

3 El momento cumbre de la Romería

Tras recorrer el camino a pie, en caballo o en carreta, una inmensa multitud de devotos se congregan a las puertas de la Ermita del Rocío. Durante el domingo por la noche, víspera del lunes de Pentecostés, los simpecados (estandartes) de las más de 110 cofradías pasan por delante de la Ermita hasta que llega el de la cofradía matriz de Almonte. Este entra dentro de la Ermita que se encuentra colapsada de almonteños y se acerca hasta la imagen de la Virgen del Rocío que se encuentra preparada en una parihuela (trono pequeño). En ese momento los almonteños presentes tienen un nudo en la garganta. En el aire se respira un sensación de comunión y de pertenencia a un pueblo ancestral que provoca en los presentes un sentimiento a flor de piel.

Sin que pueda predecirse con exactitud la hora de la madrugada, se produce el salto de la reja y los lugareños pasean a su Reina de las Marismas por toda la aldea. Entre vítores y a hombros, para deleite de cientos de miles de peregrinos.

¡Viva la Blanca Paloma!


Recomendaciones para novatos en El Rocío

 

  • Lo primero primerísimo, respeta a la naturaleza, al medio ambiente y a los animales. Aunque esto no tiene ni que decirse porque somos personas civilizadas.
  • Si has tenido la brillante idea de ir en tu coche a presenciar el salto de la reja, ármate de paciencia, porque otros muchos miles de personas han pensado igual que tú. Así que cuenta con atascos de varias horas, tanto para acercarte a la aldea como para alejarte. Y de transitar alegremente por Doñana con tu coche particular puedes ir olvidándote. Para reducir el impacto medioambiental, la Consejería de Medioambiente ha tomado una serie de medidas durante los días del Rocío entre las que se incluyen autorizar solo el tránsito de vehículos a motor de las Hermandades y de organizaciones que cumplen una serie de requisitos.
  • Si has decidido peregrinar a pie, sin apoyo logístico motorizado, es decir, por tu cuenta y riesgo, lo mejor es que al menos te arrimes o acerques a alguna hermandad. Si tienes alguna emergencia no dudarán en socorrerte o, si es necesario, compartir provisiones.
  • En mochila debes llevar sobre todo mucha agua y comida. Pero siempre teniendo muy claro que cuando lleves unas horas caminando, por poco peso que lleves, te parecerá puro plomo.
  • Por el día hace bastante calor y por la noche suele refrescar. Así que debes llevar ropa fresca y ligera para el día y algo más abrigaito para la noche. El calzado por supuesto lo más cómodo que puedas y que se ajuste al tobillo evitando que entre arena.
  • Si tienes previsto pasar por Raya Real, lleva un pañuelo para tapar nariz y boca. Se trata de un inmenso cortafuegos de arena que levanta una impresionante polvareda cuando pasan vehículos a motor.
  • Arrimarse por la noche a los que están cantando y bailando es muy tentador, sobre todo cuando empiezan a ofrecerte rebujito y jamón ibérico. Pero recuerda que hay que levantarse temprano para continuar el camino y hacerlo con resaca puede ser una tortura. Los romeros son muy solidarios, pero ninguno te va a esperar.
  • En esos momentos en que empieces a desfallecer a causa del agotamiento, piensa que solo por la buena gente que estás conociendo durante esos días merece la pena seguir adelante.

 

3 pensamientos sobre “El fenómeno antropológico de la Romería del Rocío

  1. luisa aldana diaz

    Estoy informandome cada día del origen de nuestra romería…..y es de mucha cultura, historia y tradición. Me encanta recopilar datos, elaborar mi propia historia completa y saber mas.

    Soy del Condado de Huelva, La Palma Cdo un pueblo de mucha tradicón rociera.
    Tengo un libro referente a Romerías, de Mayo.
    Leyendas y Semblanza historica de la santa cruz de la calle Cabo, por Augusto Aldana Mora
    Gracias y seguiré aprendiendo

    1. tipicodeandalucia Autor del artículo

      Es un placer tenerte por aquí documentándote sobre la historia de nuestras tradiciones. Si el origen de la Romería del Rocío te interesa, permanece atenta a este artículo, porque poco a poco se irán introduciendo más datos interesantes. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa cookies. Si continúas navegando, se considera que aceptas su uso + info en política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
shares