Diez (10) cosas qué ver y hacer (gratis) en Málaga


Málaga puede sorprendernos de muchas formas. Una historia fascinante. Ricos espetos de sardinas frescas. Unos 300 días de sol al año. Playas en calma y con animada vida nocturna. Esos son solo algunos de los atractivos de Málaga. Para disfrutarlos todos hace falta ir muchas veces y conocer la ciudad a fondo.

Acerca de Málaga, tres aspectos deben tenerse en cuenta:

  1. El clima es casi perfecto. Eso significa que casi siempre que se planifica un viaje entre primavera y otoño, el tiempo será templado, cálido o muy cálido.
  2. A pesar de ser la segunda ciudad con más habitantes (570.000) de Andalucía, hay momentos en los que, afortunadamente, no da la sensación de ser una gran urbe, sino una pequeña y hospitalaria ciudad, fácil de recorrer en coche particular, en autobús e incluso en algunas zonas a pie.
  3. Sabiendo organizarlo, en Málaga puede practicarse un turismo de playa, cultural, y festivo sin necesidad de un presupuesto desorbitado.

 

– Turismo cultural –

 

1.- La Catedral de Málaga, “la manquita”.

Grandioso edificio renacentista que se localiza tomando rumbo a la calle Molina Lario. Se levanta sobre el lugar que ocupaba una Mezquita-Aljama (o mezquita mayor) de la ciudad. Fue levantada en el siglo IX y ampliada en el siglo XII, y se utilizaba para otros fines además del religioso, como para impartir justicia y enseñanza.

Tras uno de los asedios más largos de la Conquista de Al-Andalus, Málaga fue tomada por las tropas de los Reyes Católicos. Posteriormente y en forma de pago, fue repartida entre las tropas, compuestas entre 5.000 y 6.000 colonos provenientes de Castilla y Aragón. La población autóctona fue asesinada sin compasión excepto los más afortunados, que fueron castigados a esclavitud.

Entonces comenzó a planificarse esta monumental catedral cuyo diseño original incluía dos enormes torres. Sin embargo, debido a un misterioso desvío de fondos, se inauguró con solo una de ellas terminadas. Así ha permanecido hasta nuestros días, ganándose por ello el sobrenombre de “La Manquita”.

2.- La Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro

 

Vista de Málaga desde la colina de Jabal-Faruk

Vista de Málaga desde la colina de Jabal-Faruk.

Cerca del Teatro Romano, en lo más alto de la ciudad, se encuentra el Monte Gibralfaro, o Jabal-Faruk, como se llamaba en la Edad Media.

La falda de este monte se encuentra habitada por la Alcazaba de Málaga, una de las construcciones de época musulmana mejor conservadas de la península. El recorrido por los alrededores es gratuito, pudiendo llegarse a un mirador repleto de turistas cámara en mano. Ahí se encuentran, sin duda, las mejores vistas de Málaga.

Y en la cima de este monte se encuentra el Castillo de Gibralfaro que ya existía anteriormente a la época romana, aunque hasta el periodo musulmán no se le otorgó estructura de fortaleza. Para el acceso a las estancias interiores del Castillo sí es necesario sacar entrada.

3.- El Teatro Romano.

Promovido en el siglo I a. C. por del emperador Cayo Julio César Augusto, fue utilizado durante los 4 siglos posteriores. Hoy día es el enclave arqueológico más antiguo de Málaga. Se encuentra en el corazón de la ciudad, concretamente en la calle de la Alcazabilla.

Tras la caída del imperio romano, comenzó a tener otros usos, primero industriales, y luego como cementerio, hasta que quedó definitivamente enterrado y perdido durante siglos.

Sin embargo, en junio de 1951, durante la realización de unos trabajos destinados a la creación de un jardín, se descubrió esta joya arquitectónica. Inmediatamente comenzó a ser objeto de investigaciones arqueológicas, restauraciones y consolidaciones como monumento histórico visitable en el que se organizan diversos representaciones artísticas.

De forma gratuita ofrece una exposición interactiva para los turistas. En cambio, los espectáculos artísticos sí requieren de entrada que puede adquirirse telefónicamente o a través de ticketmaster.

4.- Museo y casa natal de Picasso.

Mucha gente en el mundo conoce Málaga gracias al artista universal Picasso. Los malagueños, en honor a su hijo predilecto, le han dedicado al pintor del Guernica este museo en la calle San Agustín. Para acceder de forma gratuita hay que visitarlo los domingos entre las 18:00 y las 20:00. Solo está cerrado los lunes.

La Casa Natal de Picasso se encuentra en la Plaza de la Merced. Alberga una exposición permanente que exhibe sus primeros trabajos, algunas cerámicas que también realizó y muchos objetos de su infancia. Resulta interesante bucear un poco en la vida de su infancia y la entrada es gratuita los domingos a partir de las 16:00.

5.- Explorar el Centro Histórico.

El Casto Antiguo de Málaga está repleto de calles doradas por el sol, cafeterías y tiendas de moda o de souvenirs. Se trata de una mezcla de la antigua arquitectura con el estilo de vida moderno. Callejuelas repletas de antiguos edificios acondicionados como bares y restaurantes que rebosan en cada rincón décadas o siglos de historia. Caminando por esta parte vieja de la ciudad es posible fatigarse, pero imposible aburrirse.

 

6.- Amplia y variada oferta cultural.

 

La amplia y diversa oferta cultural que ofrece Málaga a lo largo de todo el año es digna de mención. No es difícil encontrar charlas, talleres, exposiciones, y rastrillos relacionados con ámbitos tan variados como la literatura, el cine, el medioambiente.

 

La cuenta de Twitter @TendederodeAmy, enlazada a continuación, informa puntualmente de cada uno de estos eventos, en su gran mayoría gratuitos.

 

 

 

– Turismo de ocio –

 

Ojo, ni los espetos, ni tapear o cenar serán gratis 😉

 

Playa de la Malagueta en Málaga

7.- Playa de la Malagueta.

Para adictos/as a las playas, localizada muy cerca del área central de la ciudad, esta zona es una auténtica postal de Málaga. Ideal para relajarse bajo el sol y la brisa marina, disfrutar de las vistas del Mar Mediterráneo o, para los/as más inquietos/as, hacer cualquier tipo de ejercicio, sobre todo nadar.

 

8.- DISFRUTAR DEL AMANECER EN LA PLAYA DE LA MISERICORDIA

El acceso a esta playa es de lo más sencillo porque está en la misma ciudad de Málaga y no hay ningun problema para llegar a ella. Además el aparcamiento es gratis en la Playa de la Misericordia (al menos en 2017) y se trata de una playa suficientemente extensa como para no sentirse agobiado por el resto de bañistas incluso en pleno verano cuando el turismo conquista la ciudad de Málaga.

Cuando se viaja con niños a la Playa de la Misericordia, hay una curiosa atracción que les encanta. Sucede cuando “el Melillero” (embarcacion que viaja a diario de Melilla a Málaga) levanta un oleaje de más recorrido que el habitual.

Además, en la misma playa, hay un parque infantil para que los más pequeños puedan divertirse cerca de la orilla.

Otro evento que en la playa de la Misericordia pone a funcionar las cámaras de vídeo y los smartphones de los turistas es el amanecer. Sencillamente maravilloso.

 

9.- Los espetos, plato típico de málaga.

O como dicen los guiris anglosajones, “BBQ Seafood”. Entre las diversas y divertidas actividades realizables en la playa (no todo va a ser tomar el sol y bañarse) está el devorar espetos. Son unos palos de caña natural (aunque también puede haberlos metálicos) en los que se ensartan sardinas para freir muy cerca del fuego hasta quedar doraditas. Durante un paseo por la arena de la playa pueden aparecer decenas de chiringuitos repletos de turistas. Reclaman con furor este manjar marino, junto a jarras de sangría y buenas aceitunas andaluzas.

Esperos de sardinas junto al fuego en Málaga

En Málaga hay auténticos expertos que saben dejar el espeto a la distancia justa del fuego.

Podría interesarte: Pulsa el siguiente enlace si quieres saber más acerca del pescado en la gastronomía andalusí.

 

Después de este recomendabilísimo deleite gastronómico, es del todo indicado buscar una buena sombra para echar una siesta en condiciones.

 

10.- Salir a cenar y disfrutar la vida nocturna.

Para finalizar un gran día en Málaga, nada mejor que cenar “de tapas”, Típico de Andalucía. El mismo Casco Antiguo puede valer para esto. En todos los bares, restaurantes y tabernas hay tapas para chuparse los dedos en un ambiente festivo. Party in Málaga

 Dos recomendaciones: 

1ª) Imprescindible probar todos los tipos de pescaíto frito.

2º) Visitar la larguísima Calle Granada y su bares más conocidos. Destacan el Pimpi, La Campana, la Taberna del Piyayo y el Mariano. Preparan tapas para todos los gustos, desde las más tradicionales hasta las más innovadoras.

foto de Calle Granada (Málaga).

Calle Granada, en pleno centro histórico de Málaga.

Y después a recorrer locales de ocio nocturno hasta altas horas de la madrugada, pues en Málaga casi nadie se encierra en casa temprano. Los bares y los pubs pueden permanecer abiertos hasta altas horas de la madrugada.

 

 

Más información sobre Málaga:

 

 

Quien no comparta, que se le seque la hierbabuena.
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Shares
  •  
    12
    Shares
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa cookies. Si continúas navegando, se considera que aceptas su uso + info en política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies