Verano 2016 en el Yacimiento Arqueológico de Cástulo

Sharing is caring!

La grandeza del Yacimiento Arqueológico de Cástulo sigue sorprendiendo al mundo gracias a los descubrimientos procedentes de sus campos de trabajo, actualmente a través del programa Siglo XXI. Tras la finalización del exitoso Forum MMX, se trata de un proyecto de investigación continuador que sigue su curso con cuatro frentes abiertos para dar respuestas a preguntas sobre nuestros antepasados. Una importante tarea para voluntarios y miembros del equipo técnico que trabajan en el sitio.

Todo el material audiovisual que aparece en este artículo procede del programa ‘Legado de un Pueblo’ producido por Televisión Linares.

Desentrañar nuestro más antiguo pasado no es tarea fácil, aunque el Yacimiento Arqueológico de Cástulo nos ha sorprendido en los últimos años con importantes hallazgos, como el Mosaico de los Amores o la patena de Cristo en majestad. Descubrimientos que aúnan en un mismo lugar a varios pueblos que dejaron su huella en el territorio andaluz. Para ello, junto al equipo de profesionales y voluntarios que colaboran en el yacimiento linarense para el desarrollo del Campo Internacional de Trabajo, dirigido por Justin Walsh[1] (profesor de la Universidad de Chapman[2]) participan universitarios nacionales y extranjeros con carreras relacionadas con la arqueología y las labores de conservación.

Foto de tres voluntarias y un voluntario realizando diversas labores en el Yacimiento Arqueológico de Cástulo

Voluntariado en el Yacimiento Arqueológico de Cástulo

Además de las excavaciones en campo, en esta fase se llevan a cabo diversas tareas, como documentación arqueológica, restauración y proceso de materiales, y limpieza más catalogación. Así, y a través del Proyecto Siglo XXI en Cástulo, que en este momento tiene cuatro zonas abiertas a la investigación, se abren ventanas en la larga secuencia del Yacimiento.

El 2016 está siendo un año de consolidación de ámbitos que han sido recuperados en años anteriores, por tanto, no se esperan grandes novedades, sino algunas precisiones cronológicas y mejores definiciones morfológicas de la arquitectura. Se está insistiendo en la torre púnica que ya se conoce desde campañas anteriores.

Foto de dos universitarias realizando unas mediciones

Dos estudiantes de la Escuela Politécnica Superior de Linares

Pero sobre todo se está incidiendo en el edificio central de Cástulo, que lleva interviniéndose arqueológicamente de forma intermitente desde el año 2011, con el propósito de recuperarlo para la exposición al público. Se trata de una construcción fechada a inicios del siglo II d. C. (quizá en época de Trajano) con un nivel de conservación muy bajo. Concretamente solo queda el basamento, es decir, la planta. Pero merece la pena desenterrarlo, en primer lugar por tratarse de un edificio importante con 1138 m2 situado en el mismo centro físico de la ciudad íbera. Y en segundo lugar porque constituirá un sitio de cruce de todos los itinerarios que podrán realizar a pie los visitantes de este importante enclave arqueológico cultural.

En esta campaña de verano 2016 se han realizado dos pequeños sondeos para obtener una rápida secuencia estratigráfica. Previamente se había realizado una prospección superficial en la que se obtuvo una muestra de fragmentos individuales, constatándose la presencia de más material procedente de un horizonte pre-ibérico con muchísima cerámica a mano, cerámica ibérica y algo de cerámica romana.

Grupos de trabajo en el Yacimiento Arqueológico de Cástulo

El poder de atracción del Yacimiento Arqueológico de Cástulo es tan grande que apenas se realizan campañas de captación de un voluntariado que en la actualidad, con casi 100 personas, se organiza en estos tres grupos:

· Campo Internacional de Trabajo: Compuesto por estudiantes de carreras relacionadas con Arqueología, o con la Conservación y Restauración[3], o bien licenciados que ya han hecho su máster o doctorado y necesitan adquirir una experiencia que se les proporciona en Cástulo. Se integran plenamente en los equipos de Arqueología y de Conservación y Restauración, realizando funciones bien de Ayudante de Arqueología, o bien de Ayudante de Conservación y Restauración.

Foto de un instrumento topográfico aportado por la EPSL

Material topográfico empleado en las excavaciones del Yacimiento

· Escuela Politécnica Superior de Linares y Universidad de Jaén: Son estudiantes de diferentes disciplinas universitarias como Topografía, Minas, Turismo, Ingeniería Industrial, Humanidades… que también solicitan poner en práctica sobre el Yacimiento de Cástulo sus conocimientos y aptitudes.

· Voluntariado general: Grupo donde se incluyen el resto los ciudadanos y ciudadanas que se acercan para trabajar durante la campaña con los profesionales. Son vecinos y vecinas en su mayoría de Linares, de Ibros, y del resto de la provincia, que por inquietudes personales quieren, o bien excavar en el yacimiento, o bien trabajar con los materiales cerámicos en el laboratorio.

Referencias:

 

1. Justin Walsh.

2. Universidad de Chapman.

3. Conservación y Restauración.

 


Follow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa cookies. Si continúas navegando, se considera que aceptas su uso + info en política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
shares